Basek, la revolución del cypher con título de campeón.

Basek, la revolución del cypher con título de campeón.

Francisco Mateluna Allendes, más conocido como Basek, es un MC que ha sido noticia en los últimos días por lograr repetir su campeonato, tras trece años de su primer título, en Red Bull Batalla. Su extensa carrera en el freestyle como jurado y competidor se vincula con su interesante propuesta musical, caracterizada por un rapeo pulido y ritmos que recuerdan a la época noventera del Hip Hop.

Por Jambo Aranda (@jambohuracanboy).
Fotografía de @garygophoto.

Revolution Saifa: una colaboración explosiva

Tras lanzar Reforma X con Dj See All en el 2011 y Mandrágora en el 2017, Basek trabaja en un tercer álbum junto al sello Trigal. La nueva entrega del oriundo de San Antonio será Yakuza y su primer adelanto dejó la vara bastante alta. Se trata de “Revolution saifa”, sencillo que cuenta con la colaboración de Nfx y Subwoffer, dos raperos de la escena chilena que aportan con dinamismo y frescura al pulcro estilo de Basek, que ha desarrollado un nivel de fraseo estridente sobre las instrumentales del beatmaker español MPadrums, encargado de la producción musical.

El sonido de MPadrums, con samples oscuros y golpes de batería que incitan a mover al cuello, se complementan de buena forma con las distintas maneras de fluir que aportan las tres voces que se relacionan en “Revolution saifa”. La estética estricta que caracteriza la pieza musical trasciende también en el vídeo clip, dirigido por Marcelo Bestete. El proyecto audiovisual, grabado en Santiago, destaca por planos clásicos de rapeo a cámara, acompañados de imágenes en blanco y negro que suman profundidad a la puesta en escena de tres raperos que mantienen una actitud firme durante su interpretación.

El retorno de Basek al circuito competitivo

El lanzamiento de “Revolution saifa” vino de la mano con el proceso de regreso de Basek a las competencias de freestyle. Tras ser seleccionado para la final nacional de Red Bull Batalla, el MC demostró su destreza y vigencia en el mundo de la improvisación, consiguiendo el puesto de campeón por segunda vez, trece años después de su primer torneo (2008). 

Su consagración significa un hito importante para la historia del freestyle. Además de convertirse en el segundo bicampeón chileno (Pepegrillo en 2017 y 2018); se sumó al español Arkano como los únicos capaces de obtener el título nacional en la época antigua y nueva del panorama competitivo. Entre 2006 y 2008 se vivió la primera etapa del freestyle, la que fue pausada por la suspensión de Red Bull Batalla entre 2008 y 2012. A partir de 2012, el torneo se retomó y, evidentemente, los protagonistas se fueron renovando con el pasar de los años, llegando a un panorama más desarrollado y enfocado al profesionalismo actual, lo que provocó el desinterés de varias figuras de la vieja escuela que optaron por dedicarse a la música.

Basek es uno de esos raperos que, a pesar de enfocarse en su carrera musical, nunca se desligó del freestyle. Sus años en el movimiento lo avalan para ser considerado uno de los jueces de la Freestyle Master Series Chile, una de las competencias más relevantes de los últimos años. Sin embargo, el artista decidió volver al ruedo con una explosión de flows y skills que lo mantienen vigente en una escena cada vez más joven y necesitada de una inyección de la esencia que caracteriza a los rostros más emblemáticos del Hip Hop nacional.

El primer semifinalista internacional de Chile:

Es importante destacar el cambio generacional de las batallas de freestyle, que llegaron a Chile en un 2006 con Insano (Sinsimil Mc’s) como campeón, además de contar con nombres interesantes como Portavoz (Salvaje Decibel), Omega el CTM y Rayne (Estrellas del Porno), Kroys (El Sharko), Roe y Hechyzero (El Pentágono), Yntro, Search (ZNC) o Racek. El 2007 el trofeo se lo llevó el serenense Esnou (Pasta Nostra), en una final donde también desfilaron nombres como Emoneskillz (Cuarto Universo), Claudio Bastardo, HanSolo (Enlace 041), Racek e Insano.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Laceldadebob.cl (@laceldadebob)

El 2008 es el año donde Basek logra el campeonato y la situación es bastante similar. Los enfrentamientos de improvisación eran un espacio lleno de hiphoppers, donde se disputaba un trofeo a partir de fraseos fluidos, con beats clásicos y un ambiente similar a cualquier tocata de rap. Basek representó a Chile en México y fue el primer campeón nacional en llegar tan lejos en una final internacional, quedando en tercer lugar al perder contra el campeón mundial de ese año, el local Hadrian.

Que un representante de aquella escuela se vuelva a consolidar habla de la necesidad de dicha sustancia en la actualidad, donde el freestyle competitivo se independiza paulatinamente como una disciplina que divaga entre lo artístico y lo deportivo. En este caso, la sabiduría en cada barra del rapero de San Antonio logró encajar y gustar a un público híbrido, que no está compuesto exclusivamente por seguidores del Hip Hop como cultura.

El año 2021 parece ser trascendental en la carrera de Basek, quien se encuentra próximo a lanzar su tercer álbum, Yakuza, que será la banda sonora en sus próximos desafíos, relacionados a la final internacional de freestyle, que será celebrada en nuestro país y se encargará de representar toda una escena a través de su rapeo.

Si te pareció interesante este contenido, ayúdanos compartiéndolo:

Deja un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *