Entrevista a Dave Bee! “No soy el mejor ni lo pretendo. Hago lo que hago, que el tiempo y la gente decida”

Entrevista a Dave Bee! “No soy el mejor ni lo pretendo. Hago lo que hago, que el tiempo y la gente decida”

Sin duda uno de los referentes más respetados en nuestro territorio, escuela de los que hoy le llamamos grandes y leyenda para quienes no crecieron con sus discos. Él es David Benito, un pionero de la cultura Hip Hop española y dueño de innumerables historias que podrían relatar y explicar parte de su génesis.

“YO SOY HIP HOP 24 HORAS AL DÍA”:

Sus primeros intentos para hacer música rap fueron a fines de la década de los ochenta con amigos del barrio en Alcalá de Henares. Mitx, Wild J, Dobleache, Mc Scratch, Miguel y él, integraban RWB (Rhymes Words Boys); grupo de jóvenes inexpertos con claro mensaje social en el que David además de figurar como emcee, tomaría la función de productor, convirtiéndose en artesano rebobinando cintas y creando secuencias a base de “rec” y “stop”.

Tras la desintegración de RWB en el año 91, continúa trabajando en compañía de Dobleache y pasan a llamarse Just Two (Sólo dos), que gracias a sus influencias musicales y aferrándose al ingenio del juego de palabras, queda finalmente como Jazz Two. A partir de ese instante comienza la narrarse la verdadera historia musical de estos dos muchachos que vieron el avance de su evolución tras cada paso que daban. Fruto de eso es su primera maqueta Jazz Two N’ La K’sa, editada en el año 93, donde se apreciaba una inmensa motivación del par, pero carecía de estilo a la hora de rimar. Las producciones corrían por parte del mismo David y ya daban indicios de su tremendo potencial.

Él era muy rap, pero con la mentalidad de los grandes productores de Hip Hop, de que cualquier fuente de samples es buena. Él tenía mucho oído para hacer las cosas y eso se vio reflejado encada uno de los trabajos desde la primera maqueta”.

(Dobleache en Hip Hop Nation Nº 17, diciembre del 2001).

En 1994 era el turno de Yassisbak!. Ésta vez las temáticas innovadoras predominaban y continuaba la búsqueda de la definición del estilo. David se crecía más en las producciones, recurriendo a figuras como Charlie Parker, Miles Davis y Sara Vaughan para el reciclaje de samples.

Las maquetas de Jazz Two comenzaban a correr de mano en mano, pero pocos eran los resultados obtenidos, sino hasta Modus Operandi, Modus Vivendi en el año 96, maqueta que mostró una fuerte evolución por el estilo que definitivamente caracterizaría al dúo, manteniéndose al margen del común de los grupos que sonaban en España.

Lo anterior, fue suficiente para que Ama Records contactara con el grupo y en el 97 graban el álbum Mínimo; que por problemas con la discográfica recién pudo salir al mercado en el año 2002 bajo el alero de Euro17.

En el 98 firman contrato con Avoid Records y editan el maxi Pura Coincidencia. Más tarde publicarían su primer larga duración oficial: Nomon. Este trabajo consagró la trayectoria de Jazz Two, por lo menos en nuestro país, en donde no puede faltar en ninguna colección de quien diga ser seguidor del rap fabricado en España.

ENTREVISTA A DAVE BEE 02
Paralelamente a estas últimas referencias, Dave Bee comenzaba las grabaciones de su primera saga de discos como productor: Comunicología, logrando editar los dos primeros volúmenes en los que trabajan diversos exponentes de la escena española, como Frank T, Rebel, La Puta OPP, Pacto Entre Castellanos, Sick, Nigroamante y Elements, entre tantos.


La separación de Jazz Two en el año 99 trajo casi por acto automático la desaparición de David en el mundo Hip Hop. Dobleache inició su carrera como solista y editó un par de trabajos para el sello Fünkdamental, pero de su ex compañero ni rastros se veían.

Casi una década más tarde, cuando vagos recuerdos quedaban de este creador; reapareció inesperadamente explotando una vez más su faceta como productor, la misma que tanto reconocimiento le habría brindado durante los 90’s cuando el rap en España se mantenía como el sueño de un grupo de muchachitos. Los que le seguimos en este lado del continente nuevamente centramos las miradas en sus trabajos y gracias a los avances de la tecnología y la alta accesibilidad, hoy en día puedo llegar directamente hasta él y hacerle unas cuantas preguntas. “No hay problema, estoy para lo que necesites” – fue la respuesta, y así fijamos una fecha.

Tiempo ha pasado desde aquella entrevista, pero eso no quita que a la fecha mantengamos la conversación de una manera fluida. Así es David, un personaje que no quiere ser personaje. Uno más como nosotros, pero que por nosotros hizo mucho antes que nosotros mismos lo supiésemos, y con la misma humildad y sinceridad es con la que se muestra en la siguiente entrevista.

Entrevista realizada por Darío Gutiérrez O. (a.k.a. Güissario Patiño) en junio del 2009.

LA PRIMERA PIEDRA:

Varios años han pasado desde que las primeras maquetas autoeditadas revolucionaron la historia del rap en castellano. Hoy, la escena europea ha alcanzado altos niveles de estabilidad, convirtiéndose el rap en una industria autosustentable. ¿Qué recuerdos tienes del génesis de todo este fenómeno?

La verdad es que todo se desarrollaba de una manera muy normal. Al principio te dedicabas a cantar sobre loops, instrumentales, y poco a poco con cajas de ritmos y algún teclado con cuatro o cinco segundos de sampler; pues así hacías tus pequeñas producciones. Ibas pillando soltura con el micro y también puliendo cada vez más las producciones musicales. Luego, el siguiente paso era grabarlo en una maqueta para que todo el mundo lo escuchara. Al principio con caratulas fotocopiadas en blanco y negro y después a color o algo más “profesional”, al igual que con la música. Lo importante de aquella época, y que creo que no tiene ésta, es la esencia del Hip Hop que estaba en cada paso que dabas. Desde la primera cinta, hasta los primeros shows, las fotos que te hacías, etc.

¿Pensaste en aquellos días que esa inquietud y simpleza con el correr de los años tomaría esta corriente

La verdad es que no. Nosotros (Jazz Two) lo hacíamos porque nos gustaba la música rap, no pretendíamos ni vivir de esto, ni grabar discos, ni ser una piedra más en España de la industria que es ahora el Hip Hop aquí. Honestamente no era eso lo que queríamos, solo disfrutábamos con el rap.

¿Por qué crees que se perdió aquella esencia?

Siento que las nuevas generaciones que se están acercando al Hip Hop lo hacen de una manera equivocada, seguramente porque es el Hip Hop que les llega de fuera, lo cual tampoco es su culpa. Si creo que no hay esencia, es porque ya no se molestan en saber de dónde viene esta historia o quiénes fueron los pioneros. No se interesan en el porqué del Hip Hop. Sólo ves grupos que hablan de tías, joyas, pistolas, champagne, coches, fiesta, etc. Seguro que hay gente que le importa saber estos antecedentes, pero lo que se ve es que la esencia murió. Sólo es música de club, no de calle.

ENTREVISTA A DAVE BEE 05

SÓLO DOS

Si nos remontamos en el tiempo, es alrededor del año 91 cuando junto a Dobleache te embarcas en una nueva aventura llamada Jazz Two. Bajo este nombre dieron a conocer sus primeros trabajos como Jazz Two ‘N La K’sa y Yassisbak!; maquetas que a la vez se caracterizaron por los indudables matices de tendencias musicales como el jazz y en un principio el funk. Sin embargo, no es hasta la salida de Modus Operandi, Modus Vivendi (1996) que logran el interés de una discográfica y desde ahí en adelante comienza a narrarse la historia que ya conocemos. En una época dominada por el boom del jarkor en España, donde la atención era captada por la aparición de discos como los de CPV, 7N7C e incluso VKR ¿Qué impresión dejó en ti el hecho de que una propuesta musicalmente diferente a lo acostumbrado haya tenido tan buena aceptación?

En lo de buena aceptación, le pondría muchas comillas (risas). Desde que hace un año y medio abrí el myspace, me empezaron a llegar muchos contactos, sobre todo de la gente de Chile. Es cuando me di cuenta de que nuestra música llegó mucho a mucha gente, pero no en España. Es cierto que somos respetados por los grupos como 7 Notas 7 Colores, CPV o Violadores Del Verso, pero al público no le llamaba nuestro estilo, lo respetan, pero no lo compraban como hacían con otros discos de Hip Hop más jarkor como dices tú. Claro que con los años sí hay un reconocimiento de una gran parte de la gente sobre lo originales, distintos o llámale como quieras, que era Jazz Two en esos años. Y en cuanto a las maquetas de Jazz Two; cada una de ellas nos sirvió para ir limando nuestro estilo y corregir errores hasta llegar a Modus Operandi, que seguramente es la que destapó nuestro sello particular.

¿Crees que esa originalidad haya impulsado el interés para que otras generaciones se acerquen a los orígenes de otras corrientes de la música negra? 

Imagino, humildemente, que al igual que a mí gente como Pete Rock, Dj Premier o Jay Dee, me abrieron los oídos a otras músicas, pues nosotros provocaríamos esa inquietud en algunos de los que nos escuchaban.

A pesar de que creativamente hablando se encontraban en un muy buen momento, tras la salida del disco Nomon (1998, Avoid Records); el dúo Jazz Two desaparece abruptamente de la escena continuando cada quien con sus carreras en solitario. ¿A qué se debió la ruptura?

La verdad es que no fue una ruptura de hoy para mañana, fue un desgaste. Diferentes intereses dentro de esta música. Yo quería hacer las cosas más de prisa. Dobleache estaba estudiando derecho mientras teníamos el grupo y andaba muy mal de tiempo, la mala suerte que tuvimos con las discográficas… pues un poco de todo. Digamos que llegamos a agobiarnos al no ver los resultados que esperábamos con el trabajo que le poníamos a cada proyecto, pero no nos odiamos ni nada de eso.

Según sabemos, Dobleache se concentra en sus funciones como director de Hip Hop Nation (actualmente en Hip Hop Life Magazine*). Aún cuando este compromiso se adueña de gran parte de su agenda ¿se mantienen en contacto?

De hecho, hablamos cada vez que podemos por msn o por el space, aunque no mantenemos la misma relación. Es cierto que anda liado con sus actividades y yo también con mis proyectos, incluso uno de los motivos de que ahora que he vuelto no quiera rapear y sólo dedicarme a producir, es que sin Dobleache no me apetece estar en un escenario con un micro. Si algún día volvemos, entonces pillaré el micro con más ganas que nunca, pero sin Jazz Two no me apetece nada.

Por lo visto, la idea de no retornar al micro es definitiva, pero ya que hoy en día se está dando mucho lo los regresos a la escena entre algunos de los grupos de la llamada vieja escuela española, ¿no consideras la idea de grabar una especie de “reunión” y alojarla en alguna de tus nuevas producciones?

La verdad es que no, pero no porque no quiera hacer algo juntos. Si lo hacemos, que sea un trabajo serio, no una canción en medio de un mar de colaboraciones.

Aún así, ¿continuas escribiendo para mantener la disciplina?

Lamentablemente no, pero sólo por falta de tiempo. Las producciones me quitan tiempo. Tengo una casa que cuidar, unas facturas que pagar (risas). Así que no hay tiempo nada más que para hacer beats y sobrevivir.

¿Qué significó la experiencia de Jazz Two para el futuro de tu carrera?

Pues cómo va (risas). Lo que soy ahora se lo debo a Jazz Two.

ENTREVISTA A DAVE BEE 04

ACTIVISTA

En los últimos años, artistas como Jefe De La M, Jotamayúscula, R De Rumba y Quiroga, entre otros muchos, han editado importantes referencias dentro del mercado de los productores españoles, pero antes que eso fuiste tú quién dio un primer gran paso al reunir en el mismo disco una rica variedad de artistas… y más que eso, planificar una gira por el país exponiendo ese arsenal. ¿Qué experiencias rescatas de esa odisea llamada Comunicología?

Que me lo pasé de lujo, que hice algo que marcó una pauta en España. Era la idea de juntar a gente conocida o que iba conociendo en los conciertos de Jazz Two, cuando me pasaban sus maquetas y a la vez me apetecía hacer cosas con ellos. Y de la gira, puedo decir que fue una experiencia que ahora no se podría hacer (risas). Fuimos SFDK, Sólo Los Solo, Frank T, La Puta Opepé, Jazz Two, Pacto Entre Castellanos, más los grupos de breakdance, etc. Fueron unos días en autobús y hoteles por España muy divertidos.

ENTREVISTA A DAVE BEE 07

¿Qué pasó con la cercanía por parte tuya hacia grupos como los mencionados?

La verdad es que no soy de ir a shows, ni festivales, ni nada por el estilo. Soy más solitario en ese sentido, y si me acerco a algún concierto, lo hago de manera que no llame la atención, como si fuera uno más del público. Por lo tanto no tengo contacto con ellos, pero si nos viéramos nos tomaríamos unas cervezas sin problemas. Es más por mí, soy un tío raro (risas). Hago mi música y no me mezclo demasiado con la industria.

Considerando que se vivían otros tiempos, ¿cómo gestionabas un proyecto de tamaño calibre en esos días?

Pues como dices tú, eran otros tiempos. A los que conocía, los llamaba: “vente para grabar” y quedábamos. A los que eran de fuera, porque había conocido en algún concierto, la discográfica les pagaba el viaje, el hotel y a grabar.  Lo más difícil era ponerse de acuerdo en las fechas. Una vez que tienes eso, lo demás sale solo.

Ahora, con toda la experiencia que acarreas a tu espalda y teniendo conocimiento sobre el gran nivel de muchos artistas con los que en tu juventud compartiste algo más que ideas, ¿se te antoja la realización de un tercer volumen de la serie Comunicología?

Soy de no mirar mucho para atrás. Lo que fue, ya fue. Hay que hacer cosas nuevas. Un proyecto parecido tengo entre manos, pero es distinto. Tampoco quiero referirme a eso porque está muy verde y es sólo una idea, nada en concreto.

LA ERÓTICA DEL CONOCIMIENTO

En España, uno los primeros contactos con la cultura Hip Hop fue gracias a las bases aéreas norteamericanas ubicadas en Torrejón de Ardoz (Madrid). Tú tuviste el privilegio de crecer en Alcalá de Henares, localidad muy cercana a esa zona. Por ende, pudiste absorber esos primeros acercamientos, pero también sé que eres un melómano por naturaleza y tu amor por la música venía de mucho antes de la llegada del Hip Hop. ¿Cómo recuerdas tus primeros contactos con la música?

De niño mi padre me llevaba al Rastro, un mercado que hay en Madrid de toda la vida y donde antiguamente vendían vinilos a 100 pesetas metidos en cajas de fruta. Allá conocí mucha música, centrado casi todo en rock de los 60, americano e inglés.

¿Algún hecho en particular que te haya llevado a indagar más a fondo en este arte hasta llegar al Hip Hop?

En el 82 el señor Michael Jackson me dio un sopapo en los oídos con su Thriller. Hasta ese entonces sólo había escuchado a grupos como The Beatles, Rolling Stones o David Bowie, pero cuando me llegó ese disco quedé en shock. Eso me llevó a escuchar más música negra, como Kool and The Gang , James Brown y mucho soul. Unos años más tarde, como en el 84, llegaron Beat Street, Breakin’, Electric Boogalo, y ya caí de lleno en el Hip Hop.

¿Cuáles podrías decir que son tus influencias directas en la música rap?

Pete Rock and Cl Smooth, Gangstarr, A Tribe Called Quest, Common, De la Soul, The Pharcyde, The Roots y la vieja escuela en general.

LAS COSAS EN MI PATIO

El Hip Hop como forma de expresión ha tomado mucha fuerza ésta última década en el sur del continente americano, El desarrollo de la escena española es indiscutible influencia tanto en estructuras musicales, así como muchas veces en métricas y contenido. ¿Qué opinión tienes tú del rap proveniente de Latinoamérica?

Como te dije antes, no escuché mucho rap latinoamericano hasta que abrí el myspace, que fue cuando empecé a tener contacto con grupos y beatmakers de Chile y otros países. Hasta entonces solo conocía los grupos que llegaban a España y que no nombraré por vergüenza que me da escucharlos (risas).

En Chile la perfección del nivel de los productores y beatmakers es cada vez más amenazadora. El catalogo de propuestas es amplio, por lo tanto, la competencia y ganas de innovar están a flor de piel. El pasado 2008 significó un gran avance para nuestra escena la realización de producciones a una escala ligeramente más profesional. Digo ligeramente, ya que no contamos con sellos ni distribuidores especializados, y la mayoría de las creaciones son autogestionadas. Nombres como los de Utópiko, DannyTeks, Frainstrumentos y Mr. Alquimista, fueron algunos ejemplos de lo anterior. Ya que has tenido la oportunidad de oír material chileno, ¿qué aspectos puedes destacar y cómo ves su desenvolvimiento?

Conozco o Utópiko y Frainstrumentos, les tengo por mi msn (risas). La verdad es que lo dije muchas veces, me gusta más el rap chileno que el español a nivel producción, o digamos que tiene más que ver con mi forma de ver el Hip Hop. En España obviamente hay gente que me gusta y seguramente les llevamos ventaja a la hora de rimar o en estilo, pero, musicalmente hablando, me quedo con Chile.

¿A qué te refieres con lo de musicalmente hablando? Siendo que en España cuentan con gigantes como Griffi, Cookin Soul o el mismísimo Frank T, entre otros. ¿Qué es lo que te atrae de los productores chilenos más que a los de tu país?

Bueno, para empezar dije que en España hay gente que me gusta (risas). Frank T en su último disco me sorprendió, Quiroga me parece increíble también, pero digamos que en Chile se centran en la música, mientras que por aquí se escuchan las producciones dependiendo de lo que se lleve en ese momento. Si es bombo clap, pues eso se hace. Si es hardcore, pues hardcore. Si es g-funk, pues g-funk, y así. De todas formas es algo subjetivo por mis gustos musicales a la hora de escuchar Hip Hop, con esto no le quiero restar merito a los productores de España ni mucho menos.

Me dices que por medio del myspace has establecido contacto con exponentes chilenos, siendo incluso algunos invitados ser parte de sus nuevas producciones. ¿A qué artistas puedes destacar? ¿Continuarás descubriendo los talentos del otro lado del charco?

Me gusta Soul N’ Solitario, Anzestro, Lister Rosell. Con Justicia Divina hicimos un buen tema, con Bubaseta también y alguno más que dejaré seguro. Hice contacto con muchos. Claro que se podría continuar haciendo cosas con la gente de allá, es encontrar los artistas con los que me apetezca trabajar y el tiempo para hacerlo. Como te dije, ya hice algo con Justicia Divina y estoy muy contento con los resultados al igual que con los otros grupos.

LO ESPERADO

Reapareciste no hace mucho con una nueva serie de producciones, esta vez enfocado estrictamente en las remezclas. Beemix titulaste a este saga y ya vas en el tercer volumen. Tal parece que la inspiración se apoderó nuevamente de la cabeza de David Benito y esperamos que así se mantenga a lo largo del tiempo. No obstante, tu ausencia en el panorama se prolongó por muchos años y me intriga saber a qué te dedicaste durante todo ese lapso. ¿Continuaste con tus creaciones de una manera más autónoma y anónima o definitivamente tomaste un descanso?

Un descanso. Más bien fue como desparecer de todo durante un tiempo. No pensé que iba a durar tanto, pero así fue. Nueve años más tarde, y por culpa de un amigo que no dejaba de molestarme para que regresara, pues volví a producir algo y empecé por los Beemix para ir desoxidándome en la producción, porque era como empezar de cero, ya que ahora es todo digital y cuando hacia beats antes era de manera más analógica.

Es cierto, a pesar de tu largo receso y con toda la evolución musical sufrida en ese periodo optaste por conservar el estilo con el que te diste a conocer: harto manejo de samples y ausencia de plugins. ¿Prefieres mantenerte así o te irás reacondicionando de manera más paulatina?

La verdad es que no sé hacerlo de otra manera. Alguna vez intente hacer algo distinto, pero mi estilo es el que es, no lo puedo cambiar. Evoluciona, está claro, pero el jazz, el soul y el funk me dan todo lo que necesito. Paso de teclados y sonidos artificiales. Además creo que está bien que sea así, sino todos sonaríamos igual.

¿Clásico antes que experimental?

Ya te digo que prefiero el Hip Hop como tiene que ser, los demás campos los cedo a quien los quiera investigar.

JAZZENMÍ: “IF YOU REALLY LIKE ROCK FUNKY BEATS”

Beemix volúmenes 1, 2 y 3. No nos acababas de sorprender con estas tres últimas entregas y nos enteramos de tu nueva unión con otro que también creíamos perdido en el olvido. Hablo de Zemo, con el que hoy te dedicas a la finalización del álbum Jazzenmí. ¿De dónde nace esta unión?

¡Buf! Nace hace muchos años. Nosotros éramos fans de Elements, que era su grupo, y Elements eran fans de Jazz Two. Eso acabó en una colaboración para Comunicología Vol. 2, después yo desparecí como sabemos todos (risas) y con el rollo del space volvimos a encontrarnos. Yo pensaba en el proyecto que te comentaba antes de colaboraciones al estilo Comunicología, pero es que cuando me mandó el tema que hizo aluciné y fue algo tan natural por parte de los dos el hablar de hacer un disco juntos que en eso estamos.

¿Qué nos puedes adelantar de Jazzenmí?

Pues os puedo adelantar que será la bomba o al menos a mí me lo parece (risas). Zemo es grande, muy grande. Habla de cosas que te hacen pensar, de cosas cotidianas, no es vacile puro y duro. Y la música está a un nivel muy alto, creo (risas). Habrá colaboraciones de lujo, como Mucho Muchacho o Verbal Threat de New York, además de Coco, que era el otro integrante de Elements, y mucha más gente con muchísimo nivel. Tienes la información en mi space o en el de Zemo.

ENTREVISTA A DAVE BEE 10

¿Será una producción independiente al igual que tus últimos trabajos?

Pues en eso estamos ahora mismo. Hay varias posibilidades para editarlo, pero queremos la que trate mejor al trabajo y que le dé la oportunidad de llegar a todos lados, si no, lo editaremos nosotros. Ya veremos, pero no te puedo decir mucho ahora mismo.

¿Tampoco puedes aproximar fechas?

Septiembre es la que tenemos en mente para que salga. Está casi terminado todo lo vocal a falta de un par de temas, y luego será cuestión de mezclar y masterizar; así que septiembre creo que será la fecha.

¿Y Jazzenmí tendrá sólo la faceta como productor de Dave Bee o te veremos también como el emcee y deejay que eres?

Buena pregunta (risas). La verdad es que el pesado de Zemo se empeñó en que rimase un par de estrofas en dos canciones y sí apareceré en dos temas rimando. Como deejay no, porque tenemos a Dj Subversivo que es mejor que yo (risas).

OTRO NIVEL

Volviendo un poco al primer punto, pero enfocándonos esta vez en el presente. ¿Cuál es tu conclusión sobre el momento que vive la escena española?

Que no hay esencia a nivel del Hip Hop que se hace en España, salvando las ya sabidas excepciones. Como referencia, me quedo con el disco de Quiroga: Historias de Q, pero no escucho mucho Hip Hop la verdad, sólo el que sé que me interesa o pueda llamarme la atención. No hay tiempo nada más que para escuchar discos en busca de loops.

Habiendo realizado una repasada general a tu no pequeña trayectoria y estando como alguna vez dijiste a otro nivel, dime ¿quién es Dave Bee para la historia del rap en España?

Eso no te lo puedo responder yo.

Yo tengo mi idea, así como imagino que otra gente pueda tener la suya. ¿Cuál es tu punto de vista?

Imagino que un tío que hizo algo distinto a lo que se hacía en un momento en el Hip Hop español. Que abrió algunas puertas para que no fuera todo lo mismo, pero ni soy el mejor productor ni el mejor emcee ni el mejor deejay, ni lo pretendo. Sólo hago lo que hago, que el tiempo y la gente decida.

ENTREVISTA A DAVE BEE 08

Si te pareció interesante este contenido, ayúdanos compartiéndolo:

5 comments

  1. UN PILAR DEL RAP HISPANO SIN DUDA ALGUNA, LLEVO AÑOS ESCUCHANDO RAP DE TODAS LAS LENGUAS Y ESTILOS Y ME SIENTO CON TODA LA AUTORIDAD PARA DECIR QUE DAVE BEE ES UNO DE LOS GRANDES MC-DJ-PRODUCTOR QUE HA DADO ESTÁ QUERIDA CULTURA QUE MUCHOS HAN ESTROPEADO POR CULPA DEL PUTO DINERO Y LA LLAMADA "EVOLUCIÓN" QUE ME LA PASO POR EL DICK!…

    SALUDOS DESDE CHILE Y FELICITACIONES POR LA ENTREVISTA TAN COMPLETA…

    IZVÉ.

Deja un comentario

Su dirección de correo no se hará público.