#LaceldadebobEnUruguay | Representación compartida, una charla con DJ RC

#LaceldadebobEnUruguay | Representación compartida, una charla con DJ RC

La primera vez que vi a DJ RC fue el mismo día que llegué a Uruguay. La instancia fue la reunión previa a los “Premios Al Hip Hop”. Yo estaba ahí compartiendo unos humos e impresiones con algunos de los protagonistas locales, cuando noté el arribo de nuestro personaje en su clásica y estilosa bicicleta mini. – Ése que llegó ahí… es el Hip Hop – me revela con discreción el anfitrión de la reunión, Chili, de El Quinto Elemento. Y efectivamente la energía y presencia del recién llegado eran las de un gigante, algo inversamente proporcional a lo discreto de su contextura y personalidad. Aquel fenómeno lo experimenté dos veces durante la misma reunión, pero del “ki” de la segunda gran referencia les hablaré en las próximas publicaciones. Hoy nos concentramos en RC, del que además se me advirtió que le prestara especial atención en la ceremonia de los “Premios Al Hip Hop” que se celebró pocos días después. Ahí confirmé su grandeza. Rodrigo Chávez, además ser reconocido en las categorías “DJ” y “EP/Mixtape” del 2015, brilló a lo largo del espectáculo como deejay, emcee y beatmaker. Lo felicité por todo eso cuando por fin pude conocerlo, que fue a la semana desde que llegué. Me lo encontré mientras me daba vueltas por la Feria de Tristán NarvajaChávez resultó ser la perfecta caricatura del uruguayo bonachón que uno espera encontrarse. Ése que te imaginas desde afuera inspirado por personalidades icónicas como las de Mujica o Benedetti. De apariencia sobria, gafas gruesas y una barba que infunde sabiduría. Un tipo de carácter cálido, que logra entretenerte conversándote desde lo humano. Tanto así que esa misma tarde terminé acompañándolo a él y al cubano Yoyo Mala Bizta (Jorge López) a recorrer algunas calles de Montevideo, donde estuvimos locacionando para el vídeo clip que ambos comenzaban a trabajar. Yo tenía claro desde el principio que no podía irme de Uruguay sin antes haberlo entrevistado, así que, ya después de haber compartido unas buenas horas y de haberme inmiscuido en su estudio casero, le dije al Chavito: Hágamos algo po’.

Entrevista realizada por Darío Gutiérrez O. (a.k.a. Güissario Patiño) en enero del 2016.
Fotografías por Gé Patiño (Intagram @gepetinho).

“Más que producir contenido, lo mío es compartir”

Su nombre es Rodrigo Chávez. Tiene 32 años. Vive de la mecánica automotriz, pero desde los 18 años se dedica al Hip Hop. Se le conoce como DJ RC. Bajo el mismo pseudónimo ha estado delante y detrás de grandes hitos en la segunda etapa de la historia del Hip Hop en Uruguay. Precisamente ésa que se inicia a mediados de la década del dos mil, cuando el país volvía a estabilizarse tras la dura crisis que lo marcó. Son esos años los que también marcaron la transición de Rodrigo del skate al Hip Hop, la vía de introducción de muchos. Comenzó a escribir sus canciones cuando vio que el rap no era un mundo muy ajeno que habitar. Por una cuestión de idioma, sus influencias se concentraban en el rap que se importaba desde España, recordando especialmente a raperos como Hablando En Plata SquadFalsalarma o Mucho Muchacho. Ríe cuando repara en aquel espíritu de competí que rellenaban sus líneas en esos inicios. Su primer grupo fue Los Tres Orientales, que posteriormente pasaron a ser Los Orientales a secas. Hasta el día de hoy tiene clavada la astilla de concretar algún proyecto con aquella formación, pero como eso no ocurrió en un principio, optó por dar un paso al costado y obedecer el instinto de su hambre creativo. Así inició el proyecto Cucarachas SoundSystem con el rapero Santi Mostaffa, allá por el 2007, la época en que también decide incursionar en el tornamesismo.
Tenía un “fitito”—que no es el que tengo ahora ni tampoco el anterior, que era con el que hacíamos las fiestas—que lo vendí. Con esa plata me compré una bandeja y un mixer. Ahí conocí a Juan Pablo Testa (Dj Platos Violadores) y me metí de lleno a lo que es el scratch.
dj-rc-laceldadebob-04
Vale destacar que Platos Violadores“El Jota” para sus cercanos, es probablemente el deejay de Hip Hop más influyente y representativo que hay en Uruguay. Su carrera se inició el año 2004 y desde entonces se ha mantenido en el ejercicio constante de fomentar dicha disciplina en un país donde el acceso a estas tecnologías y conocimientos es reducido. Además de tener una participación activa en el movimiento local, JuanPablo ha grabado y tocado con artistas de la talla de Hugo FattorusoTatita MárquezKifDj Rol3XNicolás Arnicho y Paola Dalto, entre otros. El año 2013, junto al emcee y realizador audiovisual MalaBizta (Jorge López) y el productor M.Dellepiane (Mateo Monestier), se embarcan en el proyecto de producción y promoción discográfica Bistec Records. En poco tiempo el sello ha logrado posicionarse como una de las propuestas más serias, originales y transversales de este lado del continente. Desde la misma sede, Platos Violadores ha puesto su firma en entregas como Se Acabaron Las Vacaciones (Mala Bizta, 2013) y Caminos (Gordo William & M.Dellepiane, 2015). Gran melómano y deejay, mejor persona. Eso había que dejarlo escrito.

Con él aprendí. Nos llamábamos Zombityaglers. En realidad se trataba de hacer sesiones de scratchs y pasábamos funk y rap entre los dos. De ahí como me metí un poco más en la producción. En ese entonces, con el Santi Mostaffa éramos Cucacharas SoundSystem. Él hacía las bases y yo solamente metía los scratchs en vivo. Hasta ahí yo todavía “como que rapeaba” un poco, pero después me entré a meter en el mundo de la producción. Santi me dio la mano con el Fruity Loops y otras cosas, entonces empecé a hacer unas bases. Obviamente eran ésas que sonaban como cualquier cosa, pero podías rapearle algo encima, por último (risas). Además, era de uno en realidad, como que te colgabas por ese lado, yo qué sé.

“Juntarse y hacer”

Con Santi seguimos distintos caminos. Me quedé haciendo bases y empecé a conocer gente. Siempre tuve la ansiedad por compartir y hacer cosas,desde hacer un tema, juntarme a hacer unos scratchs o juntarse para hacer una base. Lo primero que me propuse fue dejar algún registro, no físico necesariamente, pero producir algún material. Hice la mixtape 24 Horas. No recuerdo cuántos beats son ni cuántos emcees participan, pero lo que intenté hacer ahí fue poner en un mismo beat a dos emcees que yo escogía. Ellos sabían que habría otro emcee en la canción, pero no sabían quién, sólo grababan sobre la base que yo les pasaba. Podía hacer canciones con gente de sitios muy distantes, que capaz que nunca hubiesen tenido la oportunidad de conocerse y tener un tema. La idea era descentralizar y unir. Se llama 24 Horas porque fue un trabajo de estar todo el tiempo haciendo las bases, coordinarme con la gente para que se vengan a grabar a mi casa, que era un huevo, porque eran muchos emcees y todos de diferentes barrios. Me llevó más tiempo coordinar la mixtape que la parte de post-producción. Aunque, bueno, yo te soy sincero: no tengo conocimientos de mezcla ni de masterización ni nada. Lo hago por hacerlo y cuando me parece que está bueno, sale así. Aquella mixtape fue todo un proceso. El Platos Violadores me dio otra mano consiguiéndome un micro y una tarjeta de sonido para poder grabar en una calidad mejorcita. 24 Horas fue mi primer objetivo concreto. Al lograr unir gente, vi que está re-bueno hacer cosas con diferentes personas. Uno quisiera hacerlas con todo el mundo, pero no te dan los tiempos. A mí no me da el tiempo. Tengo mi trabajo y todo. Esto lo hago porque quiero y me hago un espacio, como todo el mundo.
¿Qué consecuencia a favor de la escena dejó apostar por una jugada así?
Como que nunca vas a saber tanto sobre las repercusiones. Lo primero que te llega son los comentarios, porque haces todo por una red social como Facebook. Estaban los que decían que estaba buena, tremenda o no sé qué; y después estaban las criticas de sonido, de que se pudo trabajar un poquito más y mejor. Sí, obviamente, pero cada uno lo hace como puede y con lo que sabe, pero, más que por un material que suene bien, me pareció que rindió más por lo de juntar a la gente, meterle a todo y decir: ¡Boh! Se pueden hacer cosas. Tal vez no re-pro, pero el concepto de juntarse y hacer fue clave. No sé, en esos años todavía estaba eso de que: “Mi banda la van a ver mis amigos y a la banda de aquel que la vean sus amigos, porque yo me bajo y me voy”. Lamentablemente pasaba. El rapero tiene como esa cosa contra la otra banda, ¿viste? Que si llevan más gente, que si los agitas más, ¿me entendés? Está eso. Mi idea no fue romperlo, pero sí fue juntar a gente que no había hecho nada con ese tipo de personas, porque, capaz que no sea la mejor canción o la más congruente, pero es un momento para compartir.
dj-rc-laceldadebob-02
La mixtape 24 Horas se publicó el año 2011. Ahí se congregaron emcees de diversas zonas del plano montevideano, como MC Viky, Emeka, JT, Hache, Santi MostaffaStainWolFlowHurakanBillySebarapSereno y Preso de la Crew Del Sur, entre otros. En adelante, Rodrigo Chávez se ha enfocado en perfeccionar sus conocimientos en la producción musical. Fiel a su estilo, todo aprendizaje va de la mano con la práctica, pero la práctica es el resultado de conocer y compartir con distintos músicos dispuestos a seguirle el ritmo creativo al “Chavito”, por lo que no es de extrañarse que de esos encuentros se hayan cosechado diversos títulos para su discografía. Uno de los más reseñados fue Rara Vez, el álbum revelación de la actriz Elisa Fernández, conocida en el entorno como Eli Almic.
Diría que el 2010 abandoné un poco el scratch, que en cierta forma no lo abandonás, pero como que dejás de polentearte de práctica. Me entréa polentear con los beats. Ahí conocí a más gente. Iba mirando a los emcees que estaban más o menos ahí, los que más me gustaba su flow o el contenido de las letras. Me enfoqué en hacer beats y plantearle a tal persona la idea de hacer un laburo. Por ejemplo, a Eli la conocí por medio de SH, que es otro deejay. Él me mostró unos temas que tenía grabados y me copó lo que hizo. La conocí cuando fui al cumpleaños del SH y le pregunté si le pintaba hacer algo. Fue una conexión instantánea. Ahí logré experimentar un poco con el soul en la producción, viste que la mina igual cantaba. Eso fue como lo primero que hice después de la mixtape. Hice otras cosas también con un emcee que se llama Stain, que nosotros normalmente lo conocemos como “El Mancha”, que es un loco que rapea en inglés. Le di unas bases, el hizo unas más. Él me incentivaba para que fuéramos a grabar, entonces, en pocos meses ya teníamos algo que quisimos mostrar. Ese material es una etapa mía en la que estaba explorando con los beats.

Los años de ejercicio en la producción  no son tantos, pero sí muy activos. No hay un descanso o pausa en la actividad discográfica de DJ RC, que con sólo media década oficiando de beatmaker ya puede hablar con la misma propiedad que habla un veterano en la materia. Así como su ritmo de trabajo, sus procesos de búsquedas también han sido acelerados. No hay una misma línea en sus producciones, pero sí un mismo estilo de hacer las cosas: con buen gusto.
Eso es un tema de lo ansioso que soy. Me piden hacer un beat o me piden hacer un disco, yo me cuelgo igual y lo hago. Sale todo rápido porque está la ansiedad siempre, pero sobre todo están las ganas. Por ejemplo, con el Dedos, que es un emcee peruano que estuvo un año viviendo aquí, hicimos un disco el 2014 cuando estaba a meses de irse. Lo conocí rapeando en vivo. Me encantó lo que el loco transmitía, porque tiene tremenda fuerza y personalidad, sabe lo que hace, tiene buenas letras. Sabíamos de nuestras existencias y un día nos conocimos en un toque en una conve de graffiti. Le dije:
— Boh, tenemos que hacer algo.
— Sí, hermano— me dice.

— Bueno, ¿qué vas a hacer ahora? – le pregunté.

Fuimos a casa a escuchar unas bases que yo tenía. Se llevó dos y al día siguiente me llamó para contarme que ya tenía algo. Sabíamos que íbamos a alcanzar a hacer algo cortito, pero lo íbamos a hacer. Fueron un par de meses donde él grabó todas las voces en casa y yo me encargué de mezclar los beats. Las voces las mezcló el Frodo, que es otro peruano. Después yo uní todo acá, mastericé como pude y se fue para afuera. Noté que acá le llegó bastante a ciertos emcees, porque el Dedos es muy querido y yo también hice un disco bastante diferente, porque no eran las típicas bases cabezonas, sino que eran más oscuras, para el rapper. Hubo buenos comentarios. A mí me encantaba el simple hecho de poder conectar con él y lo que hicimos.

Al Morir El Sol, el disco que editó junto al también integrante del Comité PokoflóDedos, es sin dudas uno de los puntos más altos en la discografía de Rodrigo. En cada entrega se desprende una parte de él. Entonces, siendo a la vez una persona abierta y dispuesta a colaborar en nuevos desafíos, podemos decir que ese desprendimiento ha quedado repartido en la nueva construcción de la escena de rap uruguaya, por lo que su figura se hace fundamental para explicar y entender este proceso. Crónicas De Un Samurai con EmekaLuchador con CronoxStainless con StainVenta De Garage con HacheBluneta Yo con Fhedi BestRabia con Mokek, y mi favorito, 32911923 con Intercomunicación Extraña; son títulos que forman parte de su permanente aprendizaje. Aquí encontramos a emcees de variados estilos y temáticas, criterios que también incidieron en las búsquedas de RC como productor.
Al principio era por si me gustaba el flow o me gustaba la métrica, pensaba un poco en las bases e intuía que podía ser con tal emcee. Ahora estoy como en un viaje en el que me están pasando cosas, entonces siento que debo hacer cosas o compartir con personas que dicen lo que les pasa, que puedan interpretarme a mí también. Ya no me llena que tenga el tremendo flow o yo qué sé, sino que me llenan un poco más las situaciones reales. 

No puedo dejar de mencionar que aquella exploración lo hizo retomar la escritura para poder decir lo que no encontró en otros emcees, lo que se define de mejor manera con el álbum El Mundo Del Shavless, donde su alterego como emcee (Shavless) se encarga de decir sobres las bases del productor Franky lo que RC prefiere reservarse. Y en cuanto a sus funciones como productor musical; cómo pudo, apenas pudo y con lo que tuvo, Rodrigo se equipó para hacer de su laboratorio un espacio de grabación. Así jamás encontrarse con ningún “pero” al momento de fluir una nueva posibilidad de crear música con otro artista. En su prontuario ya existe más de una docena de maquetas y mixtapes publicadas, pero todas bajo la modalidad de descarga gratuita. Se sabe que en Montevideo el rap está muy lejos de ser una forma por la cual ganarse la vida, al menos localmente. Ahí es cuando brilla con luz propia la pasión que ilumina a quien aparentemente va de maestro mecánico de lunes a viernes hasta las seis de la tarde.
Acá es así. Lo hacés porque querés y te juntas unos mangos. Ya te dije, cuando arranqué tuve que vender un fitito para comprarme una bandeja. Son más “las ganas de”, que el hecho de pensar en si vas a recuperar la guita. Jamás la vas a recuperar, pero lo recuperas con otras cosas. Lo material no es nada. Compartir, conocer a otras personas y sus historias, son cosas invaluables.
La escena en Uruguay reconoce la importancia de la figura de Dj RC en el Hip Hop. En su casa se exhiben galardones de distintas ediciones de los “Premios Al Hip Hop” que anualmente ahí se celebran, donde es normal verlo nominado a más de una categoría. Rodrigo Chávez tiene un rol en la naturaleza incluyente del Hip Hop y ha sido así desde siempre. Para hacer la entrevista, decidimos encontrarnos “el cuadrado” del Parque Rodó, que es como se le llama a la pista de patinaje que está al terminar el parque, en plena rambla. Sitio con historia, pues es donde RC y Platos Violadores, o mejor dicho los Zombityaglers, hacían sus fiestas nocturnas de Hip Hop, aportando un mítico punto de encuentro para el movimiento montevideano de principios de la década. Ahí fue donde este nuevo amigo de la ruta estacionó su particular “posho”, dándose el ánimo después de la jornada laboral y en medio de algunas complicaciones personales, para acercarse y hacer lo que mejor sabe: compartir.

Yo creo que todo funciona si uno quiere, pero también creo en la manera. Querer siempre compartir con gente creo que es la manera. Esto es una cultura y se llama Hip Hop. Si vos querés ser parte de esta cultura, tenés que aprender a compartir un poco con todos los que están en eso. No quiere decir que tengas que ser un cacho de b-boy y otro cacho de deejay, es querer compartir con esa gente. Yo ahora estoy en la producción, por eso no le puedo decir a un graffitero “vení y rapeá”, pero esas cosas se van dando. De hecho, lo último que hice es un disco que se llama Rabia, que lo hice con el Mokek, un graffitero de la Crew Del Sur. Me re-pintó hacerlo, no por ser la primera vez que hacía algo con un graffitero, sino por el simple hecho de que el loco estaba pasando por una etapa de rabia, como dice el disco, y quería desahogarse de cierta forma. Para mí, hacer cosas así tienen mucha más satisfacción que hacer un disco re-pro, con tremendo sonido, pero que no hable de mucho. Lo mismo me está pasando ahoracon Intercomunicación Extraña. Conocí a estas personas que me abrieron la mente totalmente de lo que yo tenía enfocado a la hora de producir. Antes iba buscando el flow para hacerle yo las bases, pero siento que ahora voy por lo que emcee quiere decir.
Nos despedimos con RC. Agradecí que me permitiera echar un vistazo al mundo que representa con toda la historia que carga. Un mundo donde no es protagonista, nunca persiguió serlo, pero de alguna u otra manera los índices de la escena uruguaya siempre terminarán apuntándolo.
Actualmente Rodrigo Chávez sigue produciendo de manera compulsiva, ideando nuevas mixtapes, jugando con las fórmulas como ya es su sello. Además, junto a Eli Almic afinan los detalles de su segundo álbum. Escuché unos adelantos y puedo decir que viene tremendamente bueno, así que espero en un futuro poder traerles más detalles sobre eso. Por ahora puedo recomendarles indagar en YouTube sobre el formato de directo que están montando. He recibido comentarios positivos sobre los resultados que consiguen con la banda y la recepción que está teniendo esta propuesta en círculos menos underground de los que se acostumbran aún entre los rappers del lindo Montevideo. Gracias una vez más, RC. Cargué mi reproductor con discos que desconocía y ahora son para toda la vida.

dj-rc-laceldadebob-06
Más información sobre DJ RC en su WEB
Si te pareció interesante este contenido, ayúdanos compartiéndolo:

Deja un comentario

Su dirección de correo no se hará público.