Así se hizo Special XMas Vol. 7 de Fat Flava Music

Así se hizo Special XMas Vol. 7 de Fat Flava Music

Son pasadas las 09:00 de la mañana del primer sábado de diciembre. El lugar es una cabaña en una parcela ubicada al norte de la ciudad. El espacio, acogedor, amplio y hogareño a la vez. Su interior reúne lo necesario para albergar una jornada creativa y productivamente intensa de trabajo, mientras que por fuera hay de todo para recrearse y distenderse.

Allí se encuentran los emcees SLC y DaniDocto de Morteros Crew, repasando frases y probando fórmulas, celebrándose alguna ocurrencia, encontrando el punto de equilibrio entre ambos estilos mientras suena de fondo un enérgico beat de Orus y el productor Frainstrumentos vuelve a su escritorio con una nueva taza recién servida de la cafetera que se llevó especialmente para el largo día que le espera.

Hoy se graba el séptimo volumen de la saga Special XMas, tradición discográfica que el sello Fat Flava Music desarrolla desde el año 2017 como un regalo de fiestas de fin de año para la fiel audiencia que acompaña sus producciones a lo largo de cada temporada, entregando un álbum recopilatorio con inéditos especialmente creados para la ocasión que combinan artistas de sus tropas, sin embargo, la edición de este 2023 tiene una particularidad en la esencia que lo nutre.

Un documental de Leonardo Sanhueza.
Texto por Darío Gutiérrez O. (a.k.a. Güissario Patiño).
Fotografías por Carlos “Astro” Rodríguez.

Una década de gordo sabor:

Fat Flava Music, sello independiente especializado en Hip Hop, debuta como tal en noviembre del año 2013 con el álbum El Hijo de la Gran Búfala de Búfalo Dit.

Desde entonces y por los siguientes 10 años, su función se ha distinguido en la escena de rap latino por brindar categoría y profesionalismo al movimiento underground, apostando sus cartas donde no cualquiera lo haría, subiendo el nivel en cada nuevo hito que escribe su historia para posicionarse entre las principales referencias del nicho dentro del continente latinoamericano, acompañando así la producción ejecutiva y el desarrollo artístico de más de una decena de artistas durante la última década, sumando al presente más de 25 títulos publicados en su catálogo.

Para los entendidos y oyentes estrictos del género, Fat Flava Music es sinónimo de calidad y credibilidad, y el factor humano que enlaza estas virtudes recae en la figura de su fundador y director, Rodolfo Núñez, conocido en el medio simplemente como El Fito.

Para Fito, la celebración de la primera década de aniversario de su proyecto más comprometido es motivo suficiente para mirar atrás en el camino y reconocer la propia historia con la capacidad y madurez de entender lo recorrido. Es por esto que la planificación y grabación de una nueva versión de Special XMas se convirtió en la mejor oportunidad de convocar y reencontrarse con las mentes que han acompañado los distintos capítulos de esta aventura.

La reunión navideña de la familia:

Cada emcee, deejay y beatmaker invitado representa diferentes etapas creativas y profesionales del crecimiento de Fat Flava Music.

Reunirlos a todo bajo un mismo propósito es una tarea compleja, pero allí es donde cada año, en estas mismas fechas, resalta la experiencia y visión de Fito en hacer más interesante su desafío, quien, como un director técnico, sabe desarmar y rehacer todos los elementos para plantear una nómina coherente y a la vez atractiva con la que sorprender a los oyentes que año tras año hacen la espera a la entrega navideña.

Abrazos, risas, conversaciones pendientes, todo va sucediendo al mismo instante en que, en el improvisado estudio, van entrando en bloques los distintos emcees convocados a registrar sus voces para todas las canciones pensadas para este proyecto.

El tracklist es perfecto como imprevisible, el cronograma está debidamente planificado, nada puede desconfigurarse de ese orden, pues, finalmente, todo lo que ocurra durante esta jornada es lo que será el álbum Special XMas Vol. 7.

Como buen anfitrión, Fito se encarga de que nada falte, al mismo tiempo en que coordina y confirma la llegada de los próximos invitados asegurándose de dar las instrucciones claras de cómo llegar a la lejana parcela.

Se da el tiempo para compartir con sus invitados en torno al asado que prepara su amigo Don Rodo, en el mismo lugar donde Diseño CH ilustra bocetos de lo que será el arte que acompañará la presentación del disco dentro de algunas semanas. Todo se cocina aquí mismo y el ambiente es la inspiración para darle curso a la jornada que avanza en forma de nuevas canciones.

Tras cada grabación, Fito se integra al estudio e instala a un lado del productor Frainstrumentos para escuchar detenidamente la muestra, con el oído juicioso de quien ama y entiende el rap, detectando fallos a veces incluso desapercibidos por los mismos emcees.

Sugiere, propone. Sabe quién es su gente, qué cualidad tiene cada uno, por qué los combinó de tal manera. Busca la perfección, porque en su mente tiene claridad del sabor que tendrá este pastel de celebración. Sin embargo, su tono es sereno, respetuoso, cercano. No impone, lidera, hace gala de la experiencia que ha conquistado en el lugar propio que se ha construido dentro de la escena.

No es de extrañarse que cada sesión se cierre con satisfacción colectiva, comprendiendo que lo que es bueno por esencia, puede quedar todavía mejor. El día avanza y el disco toma peso y forma, y se siente sencillamente sorprendente confirmar todo lo que ahí está sucediendo.

Hay whisky y cervezas para celebrar, carne en la parrilla, cintas de clásicos para amenizar las conversaciones, una piscina para refrescarse tras cada sesión de grabación o partida de basquet improvisada entre los muchachos. Ser parte de la historia de Fat Flava es eso, disfrutar lo que se ama, sin necesidad de grandes ostentaciones, haciéndolo todo con lo justo, pero siempre en familia.

El día comienza a ver su final y así también el registro de los últimos versos. Quedan algunas ideas, pero Fito dice que el partido se ha dado por terminado. La misión se logró. Frainstrumentos es ciertamente uno de los protagonistas de la hazaña. Ahora es tiempo de celebrar.

Todo lo ocurrido en este soleado sábado dentro de algunas semanas será un nuevo álbum de rap underground producido y editado profesionalmente para salir a recorrer el mundo entero, y poner en el mapa parte de la historia de un sello que emerge desde la periferia norte de Santiago de Chile.

Probablemente no exista un gran retorno a la inversión que significó hacerlo, ni giras que cumplir ni grandes salas que llenar, más bien la satisfacción de haberlo realizado por el gusto de hacerlo, por alimentar de buena forma los oídos que aún creen en el rap auténtico, hecho de la manera en que cautivó a esas generaciones fieles que siguen ahí, y que, en la vorágine de las tendencias y la búsqueda desesperada por encajar en la masa, ven en Fat Flava Music un oasis que otorga la convicción de pertenecer al lugar correcto de la historia. Siendo así, Special XMas es el verdadero milagro de la Navidad.

Felices primeros 10 años, Fat Flava Music.

Así se hizo Special XMas Vol. 7, un documental de Leonardo Sanhueza:

Si te pareció interesante este contenido, ayúdanos compartiéndolo:

Deja un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *