Resumen Festival de Hip Hop de Antofagasta | Clasificatorias 2014

Tal y como se anunció hace un par de entradas, el pasado
miércoles 29 de enero se efectuó la primera Jornada del Festival de Hip Hop de Antofagasta, certamen organizado como es tradición por la Corporación Cultural de la Perla del norte.
Panorama atractivo, pues si lo analizamos, ¿qué tan común es que un municipio monte
un Festival de Hip Hop? Había que estar ahí para saber de qué se trata, y pese
a que el carácter del encuentro es abierto a la comunidad, la Corporación por
su parte nos invitó y acreditó como medio… ya con eso puedes ser espectador con
la ventaja de saber también lo que está pasando por dentro. Y bien, así es más
o menos cómo estuvieron esas clasificatorias.

Por Güissario Patiño.
Fotografías de Damaris Sedini.






La cita era para las 19:00 horas en el Parque Nicolás
Tirado, ubicado en pleno sector norte de Antofagasta, pero a esa hora el sol
todavía quema en la costa de la segunda región, por lo que no era de extrañarse
que demorara en poblarse hasta el punto de formar una única masa. Y bueno,
llenar ese recinto no es tarea fácil tampoco. El lapso previo al inicio fue
rellenado por el repertorio de Dj Tanke.
“Es un Festival abierto, queremos que la
gente venga a compartir, que venga con sus familias a ver la competencia, no
solamente raperos, sino la misma gente del barrio. Llevamos varios años realizándolo
y la idea es que siga siendo así. Queremos que los artistas se interesen en seguir
participando, que vean el premio como un incentivo para continuar con su música
y aprovechen la experiencia de tocar en un escenario como éste, que no se da todos
los días. Hay mucho talento escondido y eso hay que rescatar.”
– me comentó
Felipe Flores, Asistente de Comunicaciones de la Corporación. “Este año la convocatoria de participantes
fue baja, de hecho, el Festival estaba pensado para que se desarrolle en tres
días y tuvimos que reducirlo a dos. No sabemos por qué habrá sido así esta vez,
pero necesitamos que los raperos vuelvan a creer en el Festival. Estamos
trabajando en eso, porque este espacio es para ellos y no queremos que lo
pierdan. Sabemos que hay un vacío y por lo mismo hay que aprovechar estas
instancias, que son una de las pocas que existen”—
indicó César Cortez, otro de los productores de la Corporación. “Varios llegaron fuera de plazo diciendo que
no se enteraron de las postulaciones, quizás faltó difundirlo mejor, pero lo
promocionamos de la misma forma en que lo hemos hecho años anteriores”

agregó.

Analizándolo desde fuera, quizás el fallo haya sido confiar en medios a esta
altura intrascendentes para el espectro que se busca atacar. El rapero no acude
ni al diario ni a las radios para informarse, más bien se corre la voz, pero también
podríamos añadir que acomodándose a los tiempos y al formato de cultura
independiente con el que hoy más que nunca se autosustenta el Hip Hop, el
rapero tiene sus propias fuentes de información a través de sus medios
alternativos. Se hace difícil tratarlo desde la imparcialidad, a diferencia de
un Festival de Jazz o Rock, por ejemplo, donde sus cultivadores están por
necesidad y obligación inmersos en un circuito donde se persiguen estas
vitrinas como fuentes de retroalimentación, en cambio el Hip Hop nace desde la
marginalidad, protege con recelo su condición, puesto que desde ahí ha
edificado su consecuencia. ¿Oportunidades como ésta? Claro que son bienvenidas,
quizás no del todo imprescindibles, pero siempre van a ser bien recibidas e
incluso con disposición de potenciarlas colectivamente y así expandir el
beneficio, la clave está en cómo entrar… lo cual no es llegar y hacerlo.

De todas formas, se distinguen algunas ventajas al tener
como organizadores una institución ajena. Si se anunció que el inicio se
realizaría a cierta hora, pues será así… nada de esperar a que llegue más gente
como si se tratara de un evento rapero cualquiera. No más de veinte minutos de
retraso y Maroh Mc salió a escena para iniciar la
animación. Tenía la misión de congregar todos esos salpicones de raperos
dispersos para de una vez concentrar la atención a lo que se iba: el Festival
De Hip Hop 2014
. Tras un rápido saludo y  presentación de los miembros del jurado, compuesto
en esta edición por Liseth Veniz, Diego Esquivel, Mario Villarroel, Jorge Santelices y Daniel Barros, todos
destacados precursores de la escena Hip Hop antofagastina; el maestro de
ceremonias dio por iniciado el Festival.

El mensaje de entrada de Maroh no se
contradijo mucho al de los organizadores. La motivación claramente era la de
recuperar los espacios, exprimir el Festival y validar este tipo de
oportunidades, reconociéndose como aventajados en comparación a cualquier otro
municipio del país. Sin más preámbulo que ése, dio la partida a la competencia
e invitó al primer participante, Lunatick,
quien hizo uso de sus 10 minutos con un rap agresivo, áspero, con fuerte
tendencia a la crítica dentro del movimiento y que también tuvo espacio para
uno que otro Freestyle entre medio. En seguida fue el turno de Serone, menos ansioso que su antecesor,
logrando también la convocatoria de los raperos que se incorporaban. Serone destacó por un rap reflexivo y
cargado al positivismo, con matices de reggae, y una de las puestas en escena
más limpias de la jornada. Luego fue el turno de La 13, ellos representando esa faceta más sucia y callejera del Hip
Hop, el estilo gangsta del barrio.
Debo decir que líricamente no es mi estilo, pero los cabros sabían sonar y
prender el ambiente con su energía.

Originalmente el Festival consideraba también una categoría
de break dance, pero al ser sólo dos la agrupaciones inscritas, se descartó esa
rama de la competencia y los breakers quedaron como invitados para realizar
exhibiciones. Así fue el primer interludio con la gente de Fuck Rock y Freaky Flava, mientras que Dj Tanke soltaba los ritmos para esta
batalla amistosa.

La siguiente ronda la inició el trío Enrrapushados, demostrando una buena sincronía que evidenciaba su
preparación. En las letras un discurso de apego al underground, a ratos redundante.
Les siguieron Mc Daman & Trebor Smash, también caracterizados por una
ensayada puesta en escena, enfocados en un mensaje de superación y buenas
vibras, con variaciones que oscilaban entre el rap y la música reggae.
Finalizando la tanda estuvo Murga,
quien consiguió un enganche más directo a la conciencia, con temáticas y
cuestionamientos más profundos, entrando sereno y aumento la ansiedad conforme
el desarrollo de su show.

El ambiente ya estaba hecho para esas alturas, se vivía un entorno
festivo en el Parque Nicolás Tirado. Habían acabado las jornadas laborales para
muchos de los que se instalaron en el bloque anterior, además, el sol se había
ocultado y ya sin esa excusa era lógico ver cómo se repletaban los alrededores
del Parque. Tuvo lugar una segunda rueda de break dance, ésta mucho más
encendida y participativa que la anterior. El nivel de los breakers de
Antofagasta deslumbra, pero es válido destacar en este episodio a b-boy Jorgito…
ese compadre vuela, haciéndose chistosamente pequeño el escenario para las
capacidades de los exponentes en este segundo cypher.

Iniciando el último cacho de la competencia estuvieron Guerrilleros De La Pampa, añadiendo al certamen su visión más
contestataria de la sociedad. Les sucedieron los Buena Mierda, quienes entregaron
variedad y mayor exigencia al ritmo del Festival. Los únicos en presentarse con
banda, armando la fiesta con fusiones de rap y funk, un groove muy fresco que
dejó al público pidiendo más, petición que no 
pudo ser atendida para mantener la igualdad de la competencia. Contrastar
la experiencia anterior quizás fue uno de los desafíos más duros de la noche, y
la suerte de hacerlo fue para Elmandiola,
el último en competencia, a quien no le fue difícil hacer conectar a la
audiencia con su repertorio: un rap penetrante, bases hipnotizantes, contenido
existencial directo a la médula… fue con justo mérito uno de los más
aplaudidos.

Mientras el jurado deliberaba, Maroh
se adueñó del escenario para continuar con la animación y no enfriar el
ambiente. Él es uno de los más hábiles freestylers de la zona y demostró el
porqué de ese apelativo. Dj Tanke desenganchó algunas bases y el
emcee soltó sus versos espontáneos, luego invitó al bajista y también al
guitarrista de Buena Mierda e improvisaron un íntimo blues.
Esos tres sostuvieron un increíble dialogo musical, donde Maroh se sacó unos punchlines que te dejaban impávido, muy fluidos
e agudos. También hubo integración del público para los freestyles, generándose
otro gran clímax en la improvisación de un beat box acompañado de una armónica,
todo un espectáculo que ponía por inercia las manos en el cielo.

Posteriormente el jurado dio su veredicto y uno a uno fueron
llamados los seis finalistas. Éstos fueron: Serone con un puntaje de 174, Elmandiola
con 164, Enrrapushados con 153, Buena Mierda con 150, Mc Daman & Trebor Smash con 148 y Murga con 132. Con una despedida colectiva, entre sinceras
demostraciones de respeto y gratitud hacia el público, se dio fin a la primera
jornada del Festival de Hip Hop de Antofagasta, no sin dejar a
todos invitados a la gran final que se
realizará este viernes 7 de febrero a las 21:00 horas en el mismo lugar
.
Queda tiempo para corregir errores y perfeccionar los puntos débiles de este
primer paso, pero más allá de la competencia se sabe que es un espectáculo que
promete por la capacidad de mantener vivo el Hip Hop y la inmensa variedad
dentro de su mundo.

DESCUBRE MÁS FOTOGRAFÍAS EN NUESTRA GALERÍA
Si te pareció interesante este contenido, ayúdanos compartiéndolo:

Deja un comentario

Su dirección de correo no se hará público.