Animal & Cables: El rap cambia su ritmo, pero no su esencia.

Fue hace exactamente dos inviernos cuando Animal & Cables nos presentó su disco debut: Borraxos Por Naturaleza (LP 2009, Souljazzis Record), producción de 18 cortes en que sus integrantes, Juan Petit y Cronelnegro, deslizaron su ligera alternativa de hacer rap sobre las instrumentales que distintos beatmakers-amigos les concedieron. Nombres como: Nerack (Max Damage), Kronos JetYawar, Leo Herrmann (Showbeats), FénBeatz, Drummless, Satrumentalz, PolyBv Beats, HoodBeats y Diemece; fueron colaboradores para esta misión, repartida la otra mitad en los ritmos creados por sus propios miembros. Incluso su servidor tiene una mínima aparición dentro del disco, ya que el interludio cuenta con el extracto del audio de una entrevista que le realicé al grupo hoy alojada en ningún hosting, lo que de paso me da la idea de recuperar aquellos trabajos perdidos y darlos a conocer mediante este blog. En todo caso no vine hoy para hablar sobre aquella iniciación, podrán revivir esa historia si pinchan aquí; más que nada vine para compartir Lo Que Quedó En Un  Cuaderno (EP 2011, Souljazzis Record – Mykasarap’spro); la más fresca entrega del dúo sanbernardino.

Por Güissario Patiño.

“Vuelven los más diversos de esta selva, sin nombrar al cuatro letras desinflamos a toda tu orquesta”
embiste en una de sus entradas Juan Petit en simpáticos tonos de orgullo. Algo de verdad hay tras tal afirmación, ya que por una parte es cierto que el estilo de Animal & Cables no tiene símil en esta jungla rapera, también es un hecho que esa favorecida y distintiva identidad  es gracias a la misma ambigüedad en la que se desenvuelve su música, la que mezclada con la sutil simpleza de sus textos y su espontánea propuesta, la lleva de forma natural a “desinflar” cualquier otra ultra trabajada y producida creación.


Si descontamos los rellenos (intro y outro), son siete las nuevas canciones que marcan el retorno del dúo, quienes como dejaron ver en las últimas coplas incluidas en su primer disco, vienen más atrevidos a experimentar terrenos propios de otras corrientes de la música negra, trabajando con mayor ingenio los coros y las composturas del beat, lo que además le suma puntos a las opciones que pueden ofrecer para montar un directo más versátil.
Siguiendo la misma línea que en el anterior respecto al evitar en lo posible las colaboraciones en voz, esta vez nos encontramos un número de cero en ese ítem, lo que supongo pueda deberse al receso creativo del grupo como tal, periodo en que cada integrante se mantuvo en constante actividad por su cuenta. Tanto Cronelnegro –quien editó desde la fecha: El Micro Y Yo (2009), Quién Dijo Que No (con Soul N’ Solitario, 2010), He cometido un crimen: Remixes (2010) y Micro Abierto (2010) — como Juan Petit –con El Gigante (2010) — han tenido oportunidad de explotar sus inquietudes y compartir estilos con otros referentes en sus proyectos personales, siendo este reencuentro la oportunidad para desoxidar el concepto de Animal & Cables y trabajarlo desde la misma intimidad que les otorgan sus años de amistad. Las temáticas corren con la misma suerte, manteniendo el sello por el que se dio a conocer el grupo: exceso de sensualidad, cotidianidades, bohemia y relajo, y en menores dosis encontramos también introspección y disonancia; algunas tratadas con mayor inteligencia que otras, como en el caso de “Hazlo real” y “No es una canción de amor”. Siempre es entretenido escuchar las memorias de un autor, ya que varía mucho la forma de narrarla entre uno y otro, más no así, la “historia de los inicios” es por lo general la misma en todos los casos y un recurso a esta altura más que trillado… por lo que se me hace difícil referirme de mejor forma al tema solitario del Juan sin caer en ese juicio, pensando que se pudo haber hecho mucho más con tan buena base sonando de fondo. Descolocante a la línea editorial del álbum es “Vuelven”, pero necesario para crear un quiebre que inyecte frescura a la atmosfera y a la vez convertirse en (sin dudas) uno de los hits del cortaduración.
Los cables que acompañan a estos animales esta vez son: Faster, Sublime, Inius y LW, lo demás corre por la casa como es de suponer, elevando en todo aspecto el nivel en la producción, pero llorando a gritos (insisto incluso dos años después) la incorporación de un tercer animal que complemente la obra con cortes de scratch.

Ambos se muestran gratos y más maduros en su rol: por un lado tenemos a Cronelnegro más templado de lo que acostumbramos escucharle, y en el otro vemos como Juan Petit se expresa de manera más cómoda en las entonaciones de sus cantos que en los fraseos más complejos. En teoría, Animal & Cables ha dado el paso evolutivo obligatorio en su forma de hacer la música, puliendo el concepto inicial y preparándolo para el siguiente paso, ya que Lo Que Quedó En Un Cuaderno, más que verlo como su segunda gran aparición, lo veo como una transición necesaria para lo que pueda ser del grupo de aquí al futuro; asegurándose de paso la vigencia en los medios y reclutar nuevos seguidores que de seguro se sumarán. De ser así, las ansias ya están calmadas, las energías descargadas y ahora solo queda esperar a descubrir qué será lo nuevo de Animal & Cables y para dónde van a dirigir el barco. 

Pueden descargar el disco a continuación, incluyendo un link actualizado de Borraxos Por Naturaleza, además pueden escuchar los trabajos al visitar su soundcloud. Mientras tanto los dejo con uno de los tracks que más me gustó del disco recién comentado, se trata de “Una tarde de verano”, algo que nos puede distraer de tanto conflicto y manipulación mediática característica de esta fría época de año y hacernos sentir (aunque sea por un momento) en un escenario distinto. Checka la esencia de Animal & Cables!
DESCARGA: ANIMAL & CABLES – LO QUE QUEDÓ EN UN CUADERNO (EP 2011, SOULJAZZIS RECORD-MYKASARAP’SPRO)
DESCARGA: ANIMAL & CABLES – BORRAXOS POR NATURALEZA (LP 2009, SOULJAZZIS RECORD)

Si te pareció interesante este contenido, ayúdanos compartiéndolo:

2 comments

Deja un comentario

Su dirección de correo no se hará público.