NUEVO VÍDEO CLIP | Mentewo presenta "Fábulas"

Mentewo, quien en octubre pasado nos presentó su último álbum de estudio: Reservado (2010, FOSIL Music); vuelve el día de hoy a Laceldadebob para estrenar el primer videoclip de la citada placa. La obra escogida fue el track número tres: el dinámico y lúcido “Fábulas”, canción que cuenta con la colaboración del productor Frainstrumentos y los scratcht’s de Dj Bas. La dirección del video fue repartida entre el propio autor y Carlos Espinoza (AM56), con quien ya había trabajado en el anterior “Estamos aquí”, extraído del maxi Mi Lenguaje (2009, FOSIL Music).

A literales frescas 48 horas antes del estreno oficial, recibo su llamada telefónica para una corta, pero eficaz visita. Venía de retirar la versión final del video desde la casa de su amigo Fernando Espinoza, quien fue el encargado de los efectos gráficos y la post-producción del mismo, lo que insinuaba entonces que el producto estaba recién salido del horno: “Eres el primero que lo va a ver, ni siquiera el Carlos, que lo editó, ha visto la versión definitiva” alertaba. Un privilegio así conlleva de responsabilidad escribirse unas líneas como las siguientes para introducir a los lectores en lo gustoso que es contar con realizaciones como “Fábulas”, otra prueba más para afirmar el dicho de que el rap en Chile no es el mismo de antes.

Por Güissario Patiño | Fotografías cortesía de Roxana Guzmán.

“Fábulas” cumple con toda norma actual de lo que entendemos por alta definición (o el “ashedé” también llamado). Un trabajo cauto, pulcro y profesional, pero del que no fue necesario asesorarse fríamente por una lujosa productora externa para conseguirlo, más bien con una cuantas ideas claras, ganas, y el compromiso y buena disposición de un equipo de trabajo movilizado gracias a los estrechos vínculos amistosos, o por lo menos así de espontaneo es como se refleja en su reproducción.

Mentewo se caracteriza por cuidar los detalles y estrujar cada recurso mientras sea aprovechable, ese ya es su sello y lo ha dejado ver en producciones anteriores, hilvanando conceptos que ayuden a darle continuidad  y sentido al mensaje principal. Para esta ocasión se objetó en la buena crítica recibida –entre raperos en las tocatas y también de sus cercanos ajenos a la música rap— al conjunto de “Fábulas”, entendiendo por conjunto a la armonía entre la letra, el beat y los scratch’s. Notoriamente su ambición le exigió llevar la trama a un contexto menos amateur, desestigmatizando de paso al videoclip de rap chileno del clásico cliché que dicta rodarlo en locaciones como: peladeros con graffitis de fondo, calles y edificaciones antiguas, azoteas o subterráneos; reemplazándolos ahora por  la modernidad y exclusividad que proponen sitios como la ciudad empresarial de Huechuraba, el siempre dispuesto Jamaica Club y el toque oriental del restaurant Mei Hua, además de contar con la implementación, escenografía y elenco ad hoc al objetivo.

El contraste entre dos realidades es absoluto, sugerente en la narrativa y más explícito en lo visual, personificando sus representantes con habilidad innata en los terrenos escénicos ambos polos, destacando un Mentewo fluido  y cómodo frente a la cámara, que no decae en lo sobreactuado ni mucho menos en lo monótono. La edición también juega mucho en eso, al saber elegir y conjugar distintos planos que le den más variedad y tonalidad a la escena, procurando mantener la secuencia sin generar distracción, atributo también compartido con la post-producción, la que sin bien cierto incluye varios detalles y efectos, estos son utilizados con prudencia y en su justa necesidad, evitando ensuciar los planos como muchas veces sucede al abusar de estas herramientas de un modo grotesco, en las que se cree que mientras más efectos más categoría conseguirá la pieza final.

El secreto está en la simpleza, tener antes que todo un horizonte definido del “qué pretendo lograr” y en base a eso dibujar con los recursos que estén al alcance. Sé que en esta filmación de tres días hay mucho más esfuerzo por detrás, partiendo por la necesidad de contar con mejores equipos de grabación e iluminación  y el coste que esto signifique al arrendarlo por la jornada, movilización y alimentación también, pero más allá de eso está el entusiasmo, la dedicación: ser capaz de recoger todos los papeles de la calle para lograr una toma limpia, tener los cojones para cortar el tránsito mientras se graba una escena que aparecerá dos segundos en un video, humildad para tocar puertas y dialogar en busca de mejores ubicaciones, lidiar con flaites que intentaron robar los equipos, vestuario, maquillaje, innovación, ideas y un largo etcétera… ese hambre de perfección nadie lo paga, por lo mismo los resultados hablan solos. A ver cuántos otros videos auspiciados por grandes sumas monetarias transmiten esa alma y que no dejen de ser otro rapero más rapeándole a la cámara, pero en “ashedé”. Mis felicitaciones al equipo de producción y elenco de este gran trabajo, sacaron de la mediocridad a lo que solemos entender por autogestión, entregando un producto de calidad, novedoso y que no abandona su discurso.

Si te pareció interesante este contenido, ayúdanos compartiéndolo:

7 comments

  1. Fomscape says:

    Se ve bueno, es innovador, buenos colores e imagen. Autogestionado, excelente. Mis respetos pa Mentewo.
    Otra cosa, vean videos producidos por Velapro de acá en Temuco, se van a sorprender.

Deja un comentario

Su dirección de correo no se hará público.