“Dar lo mejor de mí en cada beat”: El viaje oscuro de A.L.K en los Controles en “NBL”.

“Dar lo mejor de mí en cada beat”: El viaje oscuro de A.L.K en los Controles en “NBL”.

El productor y beatmaker completa su trilogía de discos instrumentales presentados este 2020.

Jonathan Costa es sonidista de profesión que actualmente acompaña los shows en directo de artistas como Mc Piri, Excelencia Prehispana, y en algunas ocasiones a Jonas Sanche, pero más allá de la consola también es un virtuoso productor musical conocido como A.L.K en los Controles, que, pese a su bajo perfil, tiene una trayectoria de más de dos décadas desarrollada desde el instinto y la persecución de las propias inquietudes.

Por Darío Gutiérrez O. (a.k.a. Güissario Patiño).
Agradecimientos a Agencia Mingala.

Se inició en Pudahuel con su primer y único grupo, PaísMatiz (también conocidos como Secta IV Ases y PlanMaestro), con quienes alcanzó a editar seis discos. También produjo piezas para artistas como el legendario Claudio Flores, Excelencia Prehispana, Kiltro, Rial B Class, Elenyel, Dyktamen o D Craneos Familia. A la fecha ha lanzado siete álbumes como productor, entre beat-tapes, recopilatorios y remixes. Además, fue destacado varias veces en la competencia del programa Impossible Beats y recientemente produjo para Seo2 uno de los singles de su próximo disco.

Me propuse hacer beats porque no sabíamos dónde encontrarlos. En primera instancia samplendo de cassette a cassette, después aprendí a usar un teclado que había en casa hasta poder armar mi primer computador y descubrir Reason, que es el software que uso hasta ahora. Desde esos inicios hasta poder llegar a colaborar con Seo2 fue un hito muy especial en mi historia. Para mí siempre ha sido un gran referente y lo escucho desde pequeño, además participa Dj See All, uno de los mejores de deejays del país. El beat utilizado para “Sin amenazas” es de mi beat-tape In The Beats publicado el 2018, pero compuesto en su totalidad el año 2007 para un disco que haría solista y que nunca lo escribí, hasta que me decidí a sacarlo en su versión instrumental.

“Dar lo mejor de mí”:

El pasado 31 de julio presentó su álbum NBL (Nebel, que en alemán es Niebla), el tercero de una trilogía de discos instrumentales que ha publicado desde marzo. El primero fue Noise, lanzado a fines de marzo, pensado y ejecutado como una visión más conservadora del sonido rap. En mayo fue el turno de Skank, donde el Hip Hop se mezcló con los influjos de reggae y los aportes musicales de guitarra y bajo por artistas como J. Salazar y Jarell Bae. Ambos fueron desarrollados a partir de creaciones recopiladas entre los años 2015 y 2019. Con NBL la conceptualización la definió desde un principio, buscando que por su sonido oscuro y crudo viajen emociones como la ira, el dolor o la tristeza, recurriendo a elementos como riffs de guitarras similares a las del rock pesado.

En cada instrumental que trabajo me propongo dar lo mejor de mí, sin importar el estilo –dentro de los que manejo—, o para quien sea; y siempre tratando de superar mis propios límites. Cada disco que hago busco hacerlo lo más diferente posible al anterior. No tiene sentido hacer más de lo mismo.

Todos los álbumes de A.L.K en los Controles fueron producidos en su homestudio laPiezadeatrás, donde actualmente continúa trabajando nuevos proyectos personales y entregando parte de su experiencia en la profesionalización de trabajos para más artistas de la escena underground. Parte de su amplio currículo puede conocerse a través del playlist de Spotify “laPiezadeatrás”, que resume sus últimas dos décadas de trayectoria y además recopila toda su discografía hoy disponible en las principales plataformas digitales.

Si te pareció interesante este contenido, ayúdanos compartiéndolo:

Deja un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *