Para quienes saben lo que cuesta, Nacorereos libera “Ningún Otro Nombre” en todas las plataformas digitales.

Para quienes saben lo que cuesta, Nacorereos libera “Ningún Otro Nombre” en todas las plataformas digitales.

Hace una semana estaba mirando los discos de mi colección, que mayoritariamente son de rap chileno. En realidad no me considero coleccionista, pero me han regalado tantos que se armó un buen lote. Reflexionaba en que muchos, la mayoría, no los escucho, los tengo por cariño, porque precisamente alguien te lo regaló y eso es impagable y atesorable, esa persona te entregó algo de sí, pero de esos tantos no todos me representan en el estado anímico o mental en el que estoy. Son más bien importantes en el momento en el que salieron y fue. Ahí entiendes la importancia de aquellos trabajos no tan desechables en su mensaje y contexto, también influye la madurez que tenía en aquel entonces la persona que lo creó. No lo veo como algo cuestionable, porque es parte del mismo proceso en el que aún estamos. De los pocos que verdaderamente me dan ganas de escuchar y dejar que me acompañen en el día, varios fueron multicopiados con calidad barata, y en este punto de la vida descubro también que eso tiene fecha de caducidad. Son originales, pero autogestionados, como el rap chileno en general. Quienes me conocen darán fe de lo cuidadoso que soy con tesoros como discos, libros y revistas, por lo que es extraño que uno de mis CD’s tenga rayas, y aún así están defectuosos al escucharlos o simplemente no los reproduce el equipo. Pero eso se entiende, porque venimos de la generación que revivió la necesidad de generar copias físicas en tiempos donde era absolutamente innecesario, pues ya existía la libre descarga y posteriormente se popularizó el streaming. La producción de discos siempre fue acorde a la realidad de este país, de lo que puede invertir el autor o autora, y de lo que puede también pagar el público.

Por Darío Gutiérrez O. (a.k.a. Güissario Patiño).
Fotografía por @_camiloaragonph 

En fin, repasaba los títulos (que ordené y clasifiqué hace poco en un live de Instagram contando historias y anécdotas de cada uno) y me encontré con Ningún Otro Nombre de Nacorereos (Efecto Erre – ApoloCat), que sacó el 2015 y se lo compré porque me gustó mucho en su momento. Recuerdo incluso que utilicé el single “Ser diferente” para rematar el reportaje que hicimos ese 2015 con Víctor Miced llamado “Mamá, papá, soy… RAPERO“, y que trata sobre cómo enfrentamos en Chile la homosexualidad dentro del Hip Hop. Lo repasé y me parece que es de lo mejorcito que he escrito, y suelo ser muy crítico con mis trabajos. Respecto a su disco, reparé en que no estaba en las plataformas digitales y me sentí vio por haberme hecho de una copia para la colección. Creo que tiene un mensaje muy trascendental y me hizo más sentido hoy que hace cinco años cuando se lanzó. Nacor me dice que no lo había subido por plata principalmente, así que con CD Baby Chile le echamos una manito con eso y en menos de una semana ya está disponible para que no haya excusa de no escucharlo. Lamentablemente, uno de los principales singles quedó fuera por temas de derechos del sample, pero no se descarta la posibilidad que vuelva en forma de remix, porque “Tú sabes lo que cuesta” es el punto medular de Ningún Otro Nombre.

Les invito a conectar con este álbum. A mí me ha hecho bien estos días, es un disco de rap que en música y mensaje no se encasilla para un público rapero, siendo finalmente (a mi forma de ver) el tipo de trabajos que resiste el paso de los años. Tiene una vibra inspiradora y limpia, que incluso al mismo autor le hizo bien recordar y revivir, así que ,si puedes, escúchalo, siéntelo y compártelo con tu gente.

“Como estoy en otros proyectos, no había escuchado hace años ese disco. Y ahora que lo subí, lo volví a escuchar y siento otra madurez en él, otro mensaje que no percibí cuando lo escribí. Lo veo de otra manera y me encanta. Muchas gracias a Cd Baby Chile por la oportunidad de poder subirlo, porque quería hacerlo hace mucho tiempo. Ahora que está disponible mucha gente me ha escrito y me llena de emoción que lo recuerden con tanto cariño”.

Si te pareció interesante este contenido, ayúdanos compartiéndolo:

Deja un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *