Ali AKA Mind y Achepe presentan “Back to back”, la unión de dos voces del rap latinoamericano.

El colombiano Ali AKA Mind es un ejemplo itinerante de esa fuerza unificadora que tiene el Hip Hop, uno de los que me parece estar entre los fundamentales para confirmar de primera fuente el efervescente estado del rap en el continente. Ali Rey Montoya se ha ganado cada escenario que ha recorrido por el planeta y nunca regresa sin historias. Así lo descubrí cuando le conocí en enero del 2018, viaje con el que debutó en Chile como uno de los invitados internacionales del God Level Fest. Más que un artista,  yo diría un insaciable activista lleno de amor, compromiso y respeto por la cultura Hip Hop, de los que se agradece conocerle en vida y obra, porque los años pasan, y él sigue estando allí, abriendo su propio camino, pero dejando las huellas para quienes vengan detrás. “Soy el coraje de un mensaje y lo que atraje con las frases que me hacen rapero, pero, no soy solo influencia yankee, soy más Julio Jaramillo, más Atahualpa Yupanqui” versa en “Identidad” con el argentino Urbanse, una de mis canciones favoritas de rap latinoamericano, precisamente por todo eso que encierra. ¿Sabes si ya tiene alguna canción con emcees de tu país? Difícil que no.

Hoy se ha unido al mexicano Achepe para lanzar “Back to back”, un homenaje de gratitud con el rap, un elemento que se ha convertido en el motivo creativo para seguir adelante, pues, como dicen, el rap son los amigos y la familia, es el barrio y los conciertos, son los triunfos y las caídas.

“Conocí Achepe hace unos años atrás en Colombia, y considero que su música es muy inspiradora. Tuvimos la fortuna de coincidir en México hace poco para un concierto que yo tenía allí, nos juntamos y escribimos la letra sobre una pista que había producido JBeat” – dijo Ali AKA Mind, refiriéndose a su nuevo lanzamiento.

El vídeo clip fue rodado en el noroeste de Ciudad de México, en la ciudad prehispánica de Teotihuacán en medio de las pirámides del Sol y la Luna. También algunas escenas fueron grabadas en el barrio de Achepe. Una producción cargada de amor que une a dos culturas, en donde el hijo de Achepe, lo acompaña en varias de las tomas, también aparecen fragmentos de fotografías de la esposa e hija de Ali que complementan a la perfección la idea del amor, amor por el arte, amor por la familia, amor por cada experiencia vivida desde el Hip Hop. La edición del vídeo estuvo a cargo de Ftz Studio, y en la producción musical el encargado fue  Jbeat.

ENTREVISTA A ALI AKA MIND EN LA CELDA DE BOB (ENERO, 2018)

Agregar un comentario