Ésta es la fruta del año que sólo se corta en abril: Con histórico y emotivo concierto Jonas Sanche presentó “27”

Son incontables los escenarios que han pasado desde que David Castillo descollaba entre los que éramos habituales en las sesiones de la mítica Rapjaus como la promesa que siempre fue. En ese entonces, un aforo de no más de cincuenta personas hacíamos eco a los estribillos de aquellas maquetas que marcaron la pre-historia de su curriculum oficial como emcee solista, un par de años antes de su debut en el 2012 con Verdades: La voz de la avenida. Si bien desde ahí el rapero oriundo de Antofagasta ha tenido una interminable presencia en los más destacados festivales y conciertos del circuito nacional, logrando también poder plantar su semilla en países como Estados Unidos, México, Venezuela, Colombia, Argentina o Perú; el del pasado sábado 27 de abril quedará inmortalizado como el escenario más importante de lo que es su trayectoria hasta hoy. Fue cuando Jonas Sanche presentó en vivo su aclamado álbum 27 en discoteque Blondie, pero lo hizo de una forma única y sin precedentes, homenajeando su presente al mismo tiempo que a la historia y personas que han acompañado este recorrido, en una celebración que reunió y unificó en una sola a sus familias sanguínea, musical, callejera y parte de aquella que lo sigue y respalda como uno de los referentes latinos más sólidos del rap contemporáneo.

Por Darío Gutiérrez O. (a.k.a. Güissario Patiño).
Fotografías análogas por Nicolás Rojo (@ignacio_cofre).

Familia.

Que la estación de metro más próxima a Blondie sea U.L.A. (Unión Latinoamericana) no fue casualidad, al menos para esa tarde. Una mínima, pero significativa representación de hermanos latinoamericanos que Jonas ha hecho en sus andanzas le acompañaban en su día especial, como el argentino Urbanse y el venezolano Lil Supa, cuya participación sorpresa fue revelada a pocos días del lanzamiento. Eso, además de íconos locales como Movimiento Original, Chystemc o Lord Sucio. Manteniendo su carácter de familiar, el evento indicaba que era apto para todas las edades y su inicio se programó para las 18:00 horas. La llegada e ingreso del púbico fue lenta, pero, respetando el cronograma, no mucho más tarde de lo programado se dio inicio al espectáculo con Chico Claudio en la animación. Quienes tuvieron la responsabilidad de abrir el concierto de su amigo fueron Chystemc & Dj Transe, entregando, como es costumbre, toda su energía desde el primer compás. Tuvieron invitados especiales, como los primos del grupo Kinmakirú para los acompañamientos instrumentales, Aly Mayely y también G.Curin. Chyste hizo lo suyo con su flauta zen de bambú. Destacó, entre otras, la reversión de “Razón o zoronca” de La Paranoia Del Psycho Joke Fú junto a Kinmakirú, así como repasos al Techymuv y algunas novedades ya conocidas. Coronó con mensajes trascendentales, invitando a olvidar nuestras culpas, mirar hacia adelante y hacer las cosas bien, permitiendo que sea nuestra actitud la encargada de contagiar al resto. El público no quería despedirlo, pero el show debía continuar.

Y continuó con el floridano Lord Sucio y el productor Elias Roca, a.k.a. el sureño con más North Face que puedas conocer. Ambos están rematando detalles antes de la salida de su álbum Testigos, que con seguridad será otra pieza clave en el rap chileno de éste y el próximo tiempo. Así lo han demostrado en sus últimas presentaciones en directo, conquistando cada vez más terreno y expectativas. El lanzamiento del álbum de su amigo (y compañero de casa de grabación en Modos) no fue la excepción y redondearon una presentación bastante consistente, que recopiló parte del legado de Lord en la última década y asomos de lo próximo. Su paso fue un dialogo constante entre tarima y cancha, con una interacción que hizo partícipes a todas las personas que a esa altura ya hacían ver mucho más llena la Blondie.

El próximo en llegar fue Urbanse directo desde Buenos Saifers, Argentina. Lo vi en Club Subterráneo en julio del 2017 y desde entonces mucho ha mejorado. No hablo de su talento innato, sino del saber llevarlo a un nivel más profesional y poder conquistar el público con esa credibilidad en sí mismo, entendiendo la importancia de cada pausa y maximizando los más simples recursos. Sé que algo de eso ha aprendido de su hermano chileno Jonas en sus experiencias compartidas por acá o allá. Lo acompañó Dj Jotakao y dieron una presentación como si se conocieran de toda una vida. Algunas luces de su aplaudido Literal, como “Todo qué ganar” o “Buenosaifers”, y singles del mismo periodo que encerró ese proceso, entre ellos “C.R.U.D.O” o “Writting classics”, más uno que otro adelanto del álbum que actualmente prepara junto al productor Veeyam, completaron los treinta y pico minutos de presentación que hizo, sintiéndose como en casa según sus propias palabras, despidiéndose emborrachado de cariño. Eché de menos “Familia, respeto, salud” con Jonas, pero de alguna manera, no de forma literal, era el modo en que se estaba desarrollando esta ceremonia que ya culminaba su primera etapa.

Respeto.

La obra de Jonas Sanche se caracteriza por mantener una naturaleza demasiado personal. Su lírica nos abre un ventanal hacia sus procesos y su gente, como también hacia sus lugares. Sentimos que algo le conocemos por todo aquello que nos ha compartido en sus dos álbumes como solista. Por lógica, un concierto que lo tuviera a él por protagonista tenía mucha de esa esencia que lo ha hecho quien hoy es en su forma y fondo. La invitación que me extendió era para el palco que reservó para sus amistades y familia. Una buena recepción para agasajar a sus seres queridos y darles un sitio privilegiado para verlo brillar en su noche, con buena comida y espumante enfriándose en baldes con hielo. Transitaban por ahí desde su madre Patricia Sánchez y su hijo Agustín, familiares de sus amigos que han sido como su familia, y amistades de distintos orígenes, desde “su hermano Alexis” y más personajes del barrio del que ha salido a representar, hasta Clari Casciano de Magnolia Comunicaciones, encargada de las cuentas en Chile de alguna de las marcas transnacionales que hoy apoyan su carrera. Todos sus mundos convivían en uno solo. El backstage era otro mundo en sí mismo. Ahí se reunían figuras como Chystemc, Lil Supa, Movimiento Original, Urbanse, Nfx, Lord Sucio, Macrodee, Bronko Yotte y tantísimos más nombres con responsabilidad en el importante momento que ha conquistado el rap dentro de la cultura popular latinoamericana. Aquel círculo de amistades de Jonas que reúne a puros protagonistas y ningún extra, como dice en “MGRSQ” (Mi gente real se quedó). Así, a eso de las 20:00 horas, Chico Claudio anunció que era el turno del plato principal y el público se preparó. Yo sentí que no era tan terrible hacer una excepción en mi nueva vida libre de alcohol, servirme una copa de esa champaña, y disfrutarla en honor a mi amigo mientras observaba su concierto.

Antioch se posicionó en las bandejas principales y el ambiente se tiñó con los tonos de las gráficas que acompañan el álbum, con cuidadas visuales y efectos de luz. Acto seguido, Macarena Campos aparece y con ella sus primeras entonaciones, esas que abren el 27 que por fin se celebraba. Sin esperar mucho más, Sanche se retira del backstage transitando entre los gritos de apoyo de su familia musical y se planta en el escenario frente a una multitud que ovacionó su aparición. Él está entre los emcees nacionales más activos en la agenda de conciertos, pero esta vez el público era todo suyo, con ganas de verle y celebrarle, a diferencia de ese público más adulto habitual de eventos nocturnos que, si bien pueden gozar su show, por ego u orgullo van a reservarse cualquier manifestación de apoyo o respeto. Esta vez no. Se empapó de ese respeto y, cargado de amor, inició su repaso por el álbum con el que apostó comerse el planeta.

La puesta en escena de 27 fue lo más fiel posible a la reproducción de su versión de estudio. Después de la “Intro” con Maca Campos, llegó el reflexivo y coreado “Piso 13”, y con “Believe me” la segunda colaboración en la figura de Lord Sucio. Juntos reemplazaron al argentino T&K en sus barras. Durante la mayor parte del resto del espectáculo lo acompañó Dj Jotakao en los backups. Sentidas y entendidas fueron las líneas de “Máximo Gorki”. Muchas de sus frases más personales se dirigían directamente a su madre e hijo que observaban desde el palco. Si era necesario, a su difunta abuela Yola apuntando al cielo. David no quería que nadie quedase fuera de este momento. Todas y todos tenían un lugar en sus palabras o rimas. Maca Campos y el guitarrista Pera Prezz le acompañaron en “Te busqué”. “Párrafos largos” enmudeció a la audiencia y sin pausa “Joner” los terminó de descolocar. Hubo tiempo para traer al presente viejas rolas, como “Murder”, la que probablemente fue interpretada de la forma en que siempre quiso hacerlo casi arrojándose sobre su público descontrolado, y otras como la esencial “Infinito”, “Para el olvidar el dolor” con Bronko Yotte o “Estar así” con Chystemc. Franz Mesko hizo que sonaran perfectas las interpretaciones de canciones como “Intelecto violento”, “Media de guaro” y “Desconocidos”. Antioch se lucía en los respaldos y en su rutina propia, exhibiendo un nivel que se tenía guardado para un proyecto que lo representara de la forma en que lo ha hecho la combinación que hizo con Sanche y su equipo técnico. Entre ellos estaban el sonidista Rolo, A.L.K en los controles y el sensei Chalo G haciendo que todo marche como se debe.

El invitado especial de la noche tuvo su entrada especial, y sobre aquella atmosfera criminal construida por el beat de Talobeez llego “That’s It” y “Cinematik” junto al venezolano Lil Supa, quien se quedó para compartirnos “’99” de su pasado Serio. Cada artista que se subía al escenario era una manifestación de respeto mutuo, abrazos fraternos y justificación de que estar ahí no era simplemente porque sí. Otros muy bien recibidos fueron Movimiento Original y Macrodee para “Vuelve a ti”, este último presentado como la persona responsable de que Jonas se tomara en serio sus habilidades en el rap y empiece a contarse la historia que ahí se celebraba, mientras que a Stailok y Aerstame les agradecía la ayuda en la sanación personal contra los demonios internos nacidos de los conflictos con el ego por formar parte de un circuito artístico enriquecedor, pero tóxicamente competitivo. “Tesla” y “Juegos de ambición” ganaron un justo sitio en la conciencia de sus oyentes y así se hizo sentir. “Díselo” conquistó con su efecto hipnótico, mientras que las barras de “Todo puede pasar” terminaron de coronar a Urbanse como uno más de los nuestros. Sin embargo, la postal final la trajo aquella escena en que Jonas, acompañado de todos sus amigos celebrando junto a él sobre el escenario, se entregaba al masivo coro que respondía “Mi gente real se quedó” como uno de los desenlaces más emotivos y reales de parte de quienes, en forma de gratitud y respeto, quisieron acompañarle en esta arriesgada y jugada idea de armar un concierto de lanzamiento de ese calibre para una obra como 27, que por muy personales que sean sus textos, lograr representar a cientos y a miles, y que por más independiente que haya sido su producción, tiene la capacidad por sí sola de recorrer el mundo.

Salud.

Lo ocurrido el pasado 27 de abril en Blondie fue un paso adelante con pisada firme, anotando un hito no sólo para el rap nacional, sino para toda la comunidad de rap latino que hoy es amiga, pero que demuestra también que puede encontrarse e intercambiarse de una manera así de hermana. Me quedo con el mensaje que me escribió alguien al ver mis historias en el Instagram esa noche, diciendo que valió la pena viajar desde Concepción para ser parte de una ceremonia tan emotiva. Así lo hizo Jonas y su gente real, dando el puntapié inicial de su gira promocional, que la semana sucesiva lo llevó a mostrar 27 en ciudades como Quilpué y su natal Antofagasta, recogiendo la energía necesaria para llegar óptimo a su gira europea a seguir plantando su semilla, la de un árbol que seguirá dando frutos y sombra a quienes le incentivan a no detenerse en sus propósitos, porque su especie en esta selva es de las imprescindibles. Eso lo demostró con barras y hechos que las respalden.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

El 27 de Abril pasado hicimos algo importante para y por el Rap Latino y Nacional, les comparto un resumen del lanzamiento de mi álbum 27 lleno de magia y momentos imborrables hecho por @bigblopafilms . Muchas gracias a mi familia y equipo que sin ellos jamás hubiese sido posible @rfporke @jesteinritmos @antiochd @dj_jotakao @chalog @_oushet @a.l.k.enloscontroles @sebamoralesdesign @rockstarvj @dmnc @alvarov_r @clari_casciano @cebra_photo @ausencia_de_color @skinny.dreamer98 a mis hermanos que me a dado la música por darse cita y apoyar dentro y fuera de el escenario a este servidor. @masquemusica @chystemc_deks @bronkoyotte @macrodee_veintemil @dj_transe @alymayely @gcurindio @staylokmusic @aerstamemov @chico_claudio @laceldadebob @loufresco @lordsucio_ @eliasroca @urbanse @franzmesko @peraprezz @nfx.oficial @thomasconache @fishershowa_ @delaylama.hempire Y a todos ustedes por darse cita los quiero. Instrumental del joyero @drama_theme #27 #tommyhilfiger #nike

Una publicación compartida por Jonas Sanche (@jonassanche) el

1 Comment

  1. Jonas says: Responder

    Estoy leyendo esto en Barcelona, un domingo extrañando todo, recordando a todos y todas se me caen las lágrimas. Gracias Dario

Agregar un comentario