Vine para “Hacer Historia”: Reseñamos el nuevo LP de Eptos Uno

Vine para “Hacer Historia”: Reseñamos el nuevo LP de Eptos Uno

 

Fue desde aquel 2007 que Eptos Uno obtuvo relevancia en el rap mexicano, iniciándose en las batallas de freestyle, mostrando después sus mejores habilidades en cuanto a lírica y rapeos en varios proyectos, entre ellos algunos de los más recordados son P.L.O.M.O., al lado de Dabeat Ramirez y Jin Beast en el 2011, pero principalmente fue La Venganza De Los Traumas en el 2009 el que brindó su respeto y prestigio en el underground mexicano. Se suman un par de mixtapes e incluso otro LP, con los que ha mantenido su relevancia en el juego, siendo un nombre pesado en la escena y de los más representativos de la escena mexicana.

Por Lalo $terling de Producto Ilícito.

A pesar de llevar un tiempo firmado con una subsidiaria de Universal y de haber anunciado este proyecto hace casi cuatro años, el sonorense por fin, después de tanto trabajo, polémicas y unos cuantos singles que ya escuchamos, estrena su esperado nuevo LP, el cual lleva por nombre Hacer Historia. Y vaya qué irónico. Hace tiempo escuchábamos “Clásico en proceso del mismo autor, single donde mencionaba sus metas, y una vez más las tenemos presentes, ahora con un mayor alcance, pues en su nuevo proyecto nos proporciona colaboraciones con El B, Phyzh Eye y Mike Diaz. El primero un peso pesado dentro del rap latino, el segundo es una estrella emergente de México y el tercero es otro veterano de la escena mexicana. A ellos se le suman los productores Hopez, Manuvers, Endrizzy, Danny Brasco, Technicians, Demented Beats, Roy Games y DJ Kay Fear (su deejay de cabecera) e incluso el mismo Eptos. Aquí se destacan buenos beats en su mayoría, con apuestas que harían enojar a los más puristas y con creatividad en cuanto al uso de samples y vocales de fondo, acompañando con melodías que dejan vibras frías o oscuras. Hacer Historia es ciertamente uno de los álbumes más trabajados en su carrera.

La bienvenida nos la da “Red eyes”, y esta apertura viene acompañada de unas vibras muy chill, en una canción donde de forma metafórica rapea sobre la marihuana contando cómo se inició en esos lares, abriendo paso con esto a uno de los singles antes mostrados: “Esto”, el cual llega con una atmósfera muy de los noventa y unas líneas duras con wordplays al por mayor, cerrando con unos scratches potentes que parten la instrumental.

Así como en el primer corte, en el tercer tema (“Celebrar”) tenemos una vibras relajadas en donde el mensaje es celebrar algo que Eptos ha ofrecido, pero en esta ocasión es Phyzh Eye quien le da un buen toque al track para continuar con otro sencillo que había sido anticipado: “Un momento”, donde con un sample vocal en el fondo se puede teñir una atmósfera pegadiza junto a unos rapeos del oriundo de la “O”, así como un coro destacable.

Hasta aquí, ”La quinta letra” –como se hace llamar en ocasiones— nos muestra que el concepto del álbum no va de temáticas fijas, sino de mostrar su potencial para marcar su paso en la historia, intentando mostrar versatilidad, desenvolviéndose incluso en la producción, como lo vemos en “Adicción”,  track que destaca con un coro irónicamente adictivo y una buena exhibición de storytelling sobre un beat bastante decente por parte de Eps, para luego abrirnos paso a otro de los adelantos: “Desde ayer”, lanzado a mediados de 2018, donde el de Sonora fluye sobre un 808 beat de esos que causarian las delicias de cualquier fan de la música lit”. El autonombrado como la E nos rapea sobre egotrip, entre otras cosas, como su llegada a la fama, pero puede dejar que desear por lo que se venía escuchando. En “Mover mover” volvemos a una temática algo más interesante, pero cliché dentro del género, y es rapear de cómo la fama influye en tus relaciones, teniendo a Mike Diaz acompañando sobre la instrumental.

Cambiando radicalmente la dirección de nueva cuenta continúa con “H.A.T.E”, tema homónimo a su contenido, con un claro mensaje de Eptos a sus detractores y manteniendo su postura de cómo está parado en la escena nacional, un tema que repite lo sucedido con “Desde ayer”, rapeos que no van más allá de una simple réplica hacia los más críticos, o en su defecto, a los que realmente odian a la persona en cuestión. Aquella postura cambia con la aparición de El B, cubano que representa una mitad de Los Aldeanos, siendo uno de los raperos más respetados en Latinoamérica. En “Conectados” los dos lanzan buenas barras en un buen beat que está hecho para reventar bocinas. Tal vez no sea el mejor flow en comparación con otros, pero, por la manera en que usa sus habilidades líricas, no podemos dejar de escuchar el track. Volviendo a sus raíces, “Ambición” describe una cara del proyecto, donde de la mano de la calidad el esfuerzo es notorio, y se demuestra aquí con un Eptos rapeando un coro decente con un resumen de su carrera y unos versos donde destaca el feeling que transmite. Definitivamente de los temas con mayor calidad.

Y de un tema lleno de sentimiento y mensaje cae “No puedo” dentro del álbum, un corte con una temática un tanto forzada, sin un propósito de estar. El beat es bueno, pero se ofrecieron mejores. El track queda en el olvido, aunque también tiene esa atmósfera chill, y así estamos finalizando con otro tema que había sido adelantado: “Compás”. Una canción que obviamente va con el título, bien lograda, con un coro hablando de lo contrario que hablan los versos.

Eptos mantiene ese sentido de querer llevar su música a otro nivel. Con un sello discográfico con gran alcance, el de Obregón puede entregar mayor calidad y empeño. Dentro de lo que es Hacer Historia, que en momentos es ambicioso y quiere proponer algo también tiene sus momentos bajos que recuerdan una escena que ha quedado al debe. Características como los efectos en la voz, el intentar hacer coros más melódicos e incluir samples de voz en el fondo, y saber darle buena atmósfera con la melodía, son puntos a favor; en cambio, tiene como todo sus detalles, y el rapper debe de mejorar eso, incluir 808 Beats, pero no explotarlos, a pesar de que se busque un banger, puede ser contraproducente, como también el dejar temáticas poco memorables puede hacer al escucha perder interés. En la mayoría de los cortes se logra la esencia y se convierte en un inicio trepidante, donde pasa a varias formas de presentar un tema de rap y a después dar temas rescatables con unos cuantos no tanto. No es perfecto, pero puede hacer historia dentro del mainstream local.

El álbum puede llegar o no a complacerte, pero si te ha gustado alguna faceta de Eptos, no te irás con un mal sabor de boca, ya que tiene temas de todo tipo. Un poco de estructuración en el tracklist final y pudo haber tenido más revulsivos. Hacer Historia queda con altos y bajos, pero con ese empeño en hacer cosas decentes y que no se tienten a hacerlas. De alguna u otra forma, Eptos sigue haciendo historia en el rap mexicano.

Si te pareció interesante este contenido, ayúdanos compartiéndolo:

Deja un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *