B. Montes, otro de los tipos más raperos del mundo

“Que saque un disco, la calle lo reclama. Ellos lo saben, imposible que falle” versa Bernardo Montes en una de las líneas de su nuevo single “El arte del K.O”. No sé tú, pero yo le creo. ¿Recuerdan aquella escena de Los Simpson en que El Legítimo Club de Empresarios de Springfield (la mafia de Tony el Gordo) se enfrentan a los Yakuza? Homero, absorto en la batalla que se libera en su jardín, dice: “Ese chiquito de ahí no ha hecho nada todavía. Te juro que en algún momento hará algo, y de seguro será espectacular.” Pienso que, de alguna forma, B. Montes, también conocido como el Beño de RawCorp, es de esos pocos raperos en Chile capaces de despertar a fe ciega esas ilusiones. Hace un par de meses, en el backstage del concierto de BlabberMouf & EllMatic en Chile, estuvimos conversando un poco sobre esas expectativas que a esta altura del partido él ya reconoce y en parte asume. Yo le daba mis congratulaciones en persona por el cinematográfico sencillo “Mayday” que aportó para el maxi Special XMas presentado por el sello Fat Flava Music la navidad pasada. Un temazo que dispara realidad de principio a fin. Y sí, te vuelves un “come-oreja”, y te sumas a las interrogantes sobre si finalmente llegará el momento en que su nombre esté en primera línea firmando una obra propia, y no sólo poniendo la ficha en apariciones por aquí o por allá, fuera de lo hecho con su grupo, desde luego. Y fue una buena conversación, honesta, como las que me ha compartido Montes desde que lo conozco. Y aquí reparo. Dudo haber conocido a otro rapero mantener así de intacta una humildad e ingenuidad tan natural como la de Beño, un tipo que sorprende al mismo tiempo en que todo le sorprende. Recuerdo una primera conversación en la que me decía que esto de grabar canciones y subirse a escenarios es algo nuevo para alguien que sólo quería compartir rimas en la plaza con los amigos: “Imagínate, ahora estoy en un grupo con el Juan” – decía, refiriéndose a la leyenda Sqb, así como si todavía no entendiera el porqué. Han pasado algunos años desde el génesis de RawCorp, y he visto a Montes salir del país, compartir escenarios con referencias mundiales, en muchos casos ganándose el respeto de ellos, pero simplemente por ser él. Su freestyle es genuino y eso lo avala, la más espontanea carta de presentación en una época donde la calle pareciera ser un atributo que muchos se esfuerzan por adquirir y demostrar, época también que persigue tendencias y buscar aprobación, donde el ejercicio y disciplina del rapero se ha ido emplazando por youtubers generando contenido, y que el emcee pareciera más ocupado en crear virales y no nuevos clásicos. En una era millennial también para el rap, personas como Montes son oasis, porque el purismo aquí no se interpreta como una forma de rimar, sonar o trabajar, eso viene por configuración de fábrica. El purismo aquí es funcionar de una forma pura, sin contaminarse, sin expectativas, sin dejar de mantener la esencia de la ingenuidad al momento de entrarle al cypher, sea con bototos amarillos o vestido como recién salido de la oficina.

@bdoraw 💣

Una publicación compartida de Laceldadebob.cl (@laceldadebob) el

Y efectivamente, en esa última charla, Bernardo me confesó que se siente animado y preparado para tirar sus líneas en solitario de una forma decidida y no tan aislada. De alguna manera, es sacarse todo esos textos y reflexiones que lleva por años madurando en su silencioso y desinteresado universo personal: “lejos de cahuines y rumores de pasillo”. Su estilazo ya es un secreto a voces, y, a pesar de tener que aprender a lidiar con la demanda de un sector que espera atento noticias de su parte, queda la tranquilidad de encontrarse éste en una edad madura para no afrontar tal carga como un rookie. Así como lo decía hace unos días en un post de Facebook alusivo al nuevo disco que prepara Lord Sucio junto al productor Elías Roca, creo que aportes como éstos, de raperos cronistas expertos, son de vital importancia para devolverle al Hip Hop la realidad de esa calle que no alardea, pero infunde sabiduría.

A través del tiempo he tenido la oportunidad de aprender de muchos amigos lo que significa el arte del Hip Hop. Siempre he tenido esa inquietud de crear y de seguir aprendiendo. Mi vida es esto, crear rimas junto a mis compañeros, pensar en vídeos, buscar música, analizar fotografías, etc. Realmente quien comparte con nosotros, sabe que en nuestra mesa solo se habla de Hip Hop. Tengo una tarea pendiente, y es la de crear un disco como solista. El tiempo y la vida aún no me lo han permitido, pero sé que cada vez estoy más cerca de aquello. Muchas gracias a todos por su apoyo. Sólo soy un defensor y motivador del arte de rimar bajo la expresión del rap, pero, por sobre todo, un underground rappa. – B. Montes.

Hace unos días el sello Fat Flava Music publicó “El arte del K.O.”, el primero de una serie de sencillos que firmará B. Montes como parte de su primer proyecto solista. Nada muy concreto hasta ahora, simplemente sacar a la luz lo que vaya fluyendo y hacerlo de la forma en que le nazca, con la total complicidad de su comprometido y versátil equipo de trabajo. Y precisamente en familia fue como se hizo “El arte del K.O.”, con la producción musical de Sqb, los cortes de Dj Pologro, Carlos “Astro” Rodríguez en la cámara y el propio Sqb en el montaje y edición audiovisual. Lo escribí por aquí al finalizar el 2017, pero lo reitero: éste será un año particularmente noticioso de parte de la factoría de Fat Flava. He aquí una de las primeras confirmaciones, que a pocos días de su estreno ha dado la vuelta al globo cosechando una excelente crítica de parte de los medios y los oyentes. “El arte del K.O.” también está disponible en todas las plataformas digitales. Por mi parte, por su puesto que lo añadí a mi playlist de rap latino en Spotify. Excelente trabajo, compare Beño. Quedamos con ganas de un próximo round… “y de seguro será espectacular”.

Agregar un comentario