Sobre Fat Flava Music y la feliz navidad del próspero sello.

La semana pasada fui de visita donde mi amigo Fito a su tienda Fat Flava Store. Él es de esos amigos que me he hecho en estos caminos de Lacelda, pero de los reales good fellas. Estuvimos conversando, entre otros asuntos, sobre las buenas experiencias que deja este 2017 y los desafíos que vienen con el 2018. A decir verdad, me parece que Fat Flava Music, el sello que dirige hace ya unos cuatro años, en esta última etapa tuvo una transición crucial para descatalogarse de su condición de sello independiente y posicionarse como una marca consistente y de confianza en la escena underground de Hip Hop, y no sólo en Chile, pues cada noticia que sale de esa factoría también cosecha importantes repercusiones en el extranjero, siendo de los nacionales favoritos para varios de los más exigentes Hip Hop heads de otros puntos del globo. Mientras charlábamos, pensaba que no deja de ser interesante su aporte en esta cultura, a pesar de que él prefiera esconderse muy por debajo en los créditos de proyectos que con justo mérito se han reseñado por aquí y en tantos otros sitios. El Fito es de esos actores principales en la obra, pero que no asoma del backstage. Me da gusto ser testigo de lo que ha construido Rodolfo Núñez desde el tiempo que lo conozco hasta ahora. Desde esas primeras reuniones, allá por los 2010/2011, en las que me presentaba propuestas como el génesis del grupo RawCorp o el conciertazo Microphone Master, días en los que improvisaba de manager o productor de eventos raperos, hasta el presente, que es cuando ha solidificado todas las inquietudes y experiencias de su activismo desinteresado por el Hip Hop en una identidad propia, que se ha ganado un espacio y credibilidad en el movimiento haciendo que las cosas sucedan, pero nunca descuidando los códigos, logrando que le compren, pero sin venderla. Así es compare Fito, un hiphoppa exigente, que ha tenido que armar por su cuenta, con visión y perseverancia, el concepto de industria rap que él consumiría y por el cual apostaría sus fichas. No debe serle fácil darse en el gusto, pero, así como lo veo, creo que algo se logra, porque sé que no sólo en mi memoria deben resistir los recuerdos de conciertos como Microphone Master o las primeras presentaciones de bestias como Lil Supa, BlabberMouf, EllMatic o Dj Evil Dee en Chile.

Desde noviembre del 2013 es que el sello Fat Flava Music viene editando buenas referencias discográficas. Algunas de ellas han servido para inscribir precedentes, como NDL90’S de RTTC & Rick Santino en el 2015, El Hijo De La Gran Búfala de Búfalo Dit en el 2013, el single “Ohh shit!” en el 2016 y Sin Fama, Sin Gloria de RawCorp también del año 2013, que a pesar de no haber sido publicado dentro del período en que oficialmente comienza la actividad del sello, se entiende que obedece a un mismo concepto y forma de trabajo. La actividad ha sido constante desde entonces. Desde luego ha mutado la parrilla de artistas que han militado en FFM, pero la mayoría de los que pasaron alcanzaron a editar al menos una referencia bajo el profesionalismo que caracteriza a la estampa, recordándose exitosas campañas, como El Hijo De La Gran Búfala de Búfalo Dit en el 2013, La Silla Y El Perverso de SLC en el 2015 y Next Level de Juan el Culpable en el 2016. Diría que recién hoy en el momento en que el sello define su madurez, aun cuando es amplio el prontuario que avala su prestigio.

Inscribiendo discos certeros en la discografía, produciendo eventos que han abierto una alternativa para un público latente, pero desatendido en la movida local, así como captando y fidelizando el interés de la escena nacional e internacional; es como la marca fue ganando el peso de su nombre en el segmento que conquistó. Desde marzo del 2017 Fat Flava también es una tienda y está ubicada en la comuna de Quilicura, cuna del sello, con el objetivo de convertirse en el primer Hip Hop shop de la histórica zona norte de Santiago. Allí se encuentra de todo un poco: latas de spray, plumones, accesorios, stickers, ropa nacional e internacional, discos, vinilos, pero sobre todo un lugar de encuentro e intercambio de conocimientos. La información está ahí, disponible, al alcance de todo aquel que quiera escuchar en total comodidad el vinilo de ese clásico que tanto lo marcó, releer los créditos las veces que se quiera e iniciar una conversación al respecto en caso de querer hacerlo. No hay problemas, tú tranqui, la onda en FFS es buena. Una tienda con sentido más allá de promover a los artistas de su mismo sello. Y posterior a la tienda llegó la línea textil “Fat’s”, también con una propuesta distintiva entre tanta oferta de marcas independientes. Fue un satisfactorio 2017 para el sello del gordo sabor, coherente con el productivo 2016 que cerró un año atrás. Los únicos dos lanzamientos en formato físico que editaron durante este período fueron los vinilos del single “Ohh shit!” y el aclamado Interurbano de Rick Santino & Dj Ropo. Ambos se agotaron de sus vitrinas en tiempo record. Sobre esos pequeños objetivos cumplidos iba nuestra conversación con Fito hace unos días, al mismo tiempo en que me compartía adelantos de los estrenos que se vienen para abrir el 2018. El panorama por esos lados está entretenido y se viene aún mejor. Resulta inspirador encontrarse con esas fuerzas que chocan y forman algo grande, más cuando lo hacen abriendo sus propios caminos, no siguiendo el de otros. Hoy es más común ver que proliferen las ideas de nuevos sellos independientes, varios inspirados en estas mismas experiencias que han hecho bien la pega en la propia casa, y aprendiendo de buenos ejemplos sólo pueden obtenerse mejores resultados si el enfoque es claro. El Fito se mantiene modesto y reservado al respecto, como es su estilo, pero no reniega de que todos los esfuerzos han valido la pena. Celebrábamos esas simbólicas conquistas personales al mismo tiempo en que BMontes me partía la cabeza con sus barras del track “Mayday”, parte de un EP que saldría como regalo navideño al día siguiente de mi visita a la tiendita de Quilicura. Trataré de ir más seguido por allá, siempre me quedo con buenas reflexiones en el viaje de vuelta. Por Darío Gutiérrez O. (a.k.a. Güissario Patiño).

Fat Flava Music presenta Special XMas:

Como regalo de fiestas de fin de año, el sello chileno Fat Flava Music liberó gratuitamente un EP de edición extraordinaria llamado Special XMas, el cual incluye tres nuevos sencillos de integrantes como Sqb, BMontes, Rick Santino y Dj Ropo. De esta forma agradecen el apoyo de los fieles seguidores de su sonido, a quienes reconocen como imprescindibles para celebrar el cierre de un 2017 muy activo en proyectos y cargado de satisfacciones.

Queremos retribuirles su confianza de una forma concreta, y no se nos ocurrió nada mejor que hacerlo con lo que mejor sabemos hacer: entregando rap de calidad, original, estricto y selecto.

Special XMas está disponible desde los canales de YouTube y Soundcloud del sello y se puede descargar de forma libre y gratuita a través de las mismas plataformas. La producción musical fue realizada en su totalidad por Sqb en Sqhomestudio, asegurando un sonido boom-bap genuino, que mantiene la esencia de la llamada época dorada del Hip Hop, cualidad que le ha valido al sello su prestigio y reconocimiento a nivel internacional. Anticipando su calendario para el 2018, Fat Flava Music asegura que habrá novedades por parte de RawCorp, Rick Santino & Dj Ropo durante los primeros meses, siendo Special XMas un breve, pero contundente, entremés. El diseño de portada fue realizado por Max Carmona en Enemy Studio.

FAT FLAVA MUSIC – SPECIAL XMAS | EP 2017
DESCARGA GRATIS (MP3 320) | SOUNDCLOUD

Agregar un comentario