La Nightmare Recordz presenta “Ctrl Z”, el debut solitario de El Nuclear.

EL-NUCLEAR-CTRL-Z

En abril del 2015 me reuní con el argentino Mustafa Yoda para una entrevista aprovechando que éste andaba unos días por Santiago (LEER AQUÍ). A la reunión y conversación también se sumó su amigo Sebastián Manríquez, mejor conocido como El Nuclear, aquel rapero de flow prodigio recordado por su participación en proyectos como Natural Banda y BVC (Bloody Venoms Crew). Se armó una buena onda debatiendo sobre la cultura con estos dos que hasta entonces sólo conocía a través de sus canciones. Entre opiniones, anécdotas y risas, recuerdo que Mustafa le tiraba por debajo las indirectas a Nuclear para que se decidiera en enfocar su prometedora carrera como emcee, así como insinuándole que deje de ser una buena referencia maquetera y se proponga la concreción de un primer álbum solista. Nuclear callaba con la actitud de quien está claro de la jugada. De hecho, al despedirnos, me confesó que ya estaba iniciando los preparativos de su debut en solitario y quedó de avisarme para cuando lo tenga finalizado. Dos años y seis meses después cumplió su palabra. El pasado 06 de octubre se publicó a través del sello francés La Nightmare Recordz el álbum Ctrl Z, el primer LP firmado por Nuclear tras poco más de una década cosechando elogios en diversos circuitos del underground. Compartí algunas impresiones con el autor respecto a su nuevo lanzamiento y gracias a eso podemos adentrarnos un poco más en sus fundamentos y características.

Por Darío Gutiérrez Ortega (a.k.a. Güissario Patiño).

El Nuclear es precursor de un estilo propio que ha sabido dejar sus secuelas en la influencia del hardcore rap hecho en Chile. Tanto NB como BVC son propuestas que calaron fuerte en un nicho desatendido y que no sólo considera un público estrictamente rapero, pues en el género se les reconoce como los emcees más punkies dentro de la oferta. Y es entre esos terrenos donde se han repartido sus escenarios e historietas, como también entre lo sucio y lo fresco, la realidad y la ficción, y constantes ires y venires entre Chile y Francia. Precisamente la realización de su primer disco, Ctrl Z, coincidió con los procesos de adaptación de sus últimos viajes y búsquedas en ambos países.

Este disco lo empecé a crear en el 2015 en Santiago. De hecho, en noviembre de ese mismo año me fui de gira por Argentina y Brasil con Jopsen, PPX y Sheyk, y al nombre de la gira le pusimos “Ctrl Z”. En ese entonces creo que ya tenía unos cinco tracks del álbum final, pero nada mezclado ni arreglado. Regresé en diciembre a Chile y luego me fui para Francia, al País Vasco, donde actualmente vivo entre montañas y costa. Estando en Francia cambió mi ritmo y estilo de vida, lo que me permitió estar más enfocado en la escritura, el porvenir y demás preguntas existenciales. En casa sólo escribía, hacía deporte y trabajaba. Luego subía a París, donde Mista Maff, para grabar y arreglar los otros temas. Era el único momento donde podía compartir mi música.

Ctrl Z se inicia con una amigable producción del joyero venezolano Drama▲Theme para el track “Multisilábico”, donde colabora el infaltable Dj Jopsen. Multisilábico, de hecho, es una acertada definición para el estilo con el que Nuclear metricaliza sus barras. La obra suspira en sus primeros minutos el desquite del autor por desprenderse finalmente de aquella deuda que significa defender un lanzamiento debut sin más apoyo que la propia convicción con el resultado. La aparición de Nuclear no es la de ningún novato ni probador de suerte en este juego, por lo que definitivamente sabe que hay existencia de expectativas por parte de los que ansiaban su debut, y es de aquella presión de la que busca liberarse en esta entrada triunfal, así permitir que la continuidad de Ctrl Z sea la de un álbum limpio y resuelto, acorde a la experiencia y madurez que le han brindado los años de ejercicio.

Nos tardó un año tener todos los beats, las letras, los arreglos, etc. Para el mastering del álbum pasé por Senbeï, un productor de Bordeaux, Francia, y todo lo que es plataformas digitales y papeleo se encargó ODT, el dueño del sello La Nightmare Recordz.

Bajo el alero del mismo sello se editaron anteriores referencias de BVC, como Bloody Venoms Maxi y Fenómeno Venoms EP, ambas publicadas en el año 2012. El trabajo que realiza desde el año 2010 el sello parisino dirigido por el rapero ODT es bastante prolijo y coherente en términos de línea editorial, siendo probablemente lo más adecuado para la difusión y promoción un estilo autónomo como el que promueve Nuclear, o al menos más que en Chile, donde no existen labels con un perfil similar y cualquier intento por crearlo necesitaría obligatoriamente del tiempo y esfuerzo de los mismos artistas para hacerlo andar, lo que en consecuencia desviaría las energías y retrasaría el flujo de trabajo de sus propios proyectos. Fue entonces como a través de La Nightmare Recordz se hizo oficial el anuncio del próximo álbum de Nuclear los primeros días de septiembre con la publicación del vídeo clip “Medusa”, single producido por PPX (Reween a.k.a. Piter Ponx), cuya realización audiovisual corrió por parte de Apek Films.

En el 2016 grabé en Barcelona el vídeo del tema “Medusa” y otro para el tema “Ki” con EBB (Edmond Bilal Band), una banda de jazz. Con ellos tenemos listo un maxi de cuatro temas para sacarlo antes de fin de año, y para cuando regrese a Francia, en diciembre, voy a encerrarme en un estudio con ellos para grabar un LP. En la agrupación está Mathias Monseigne (bajo y batería), Paul Robert (moog synthe y saxo) y Curtis Efoua (batería, drum machine y arreglos). Son unos virtuosos y tocan en los más grandes festivales de jazz de Europa. Una vez fuimos a tocar a una sala de 300 persona con ellos cuando lanzaron su álbum. Cuando entré, vi que la mayoría de las personas tenían entre 50 y 60 años, y más encima estaban todos sentados. Estaba medio nervioso, ya que estoy acostumbrado a tocar frente a un público más energético, más punk, así que fue raro, pero salió súper, así que todo bien. Me encanta trabajar con músicos. Es otra sensación que con los beats, no podría elegir una preferencia.

“Ki”, el noveno de los trece cortes de Ctrl Z, fue lanzado en su versión audiovisual dos días antes del estreno del álbum. Esta vez la dirección y montaje del clip estuvo a cargo de Arnaud Monseigne, y a pesar de lo orgánico de su instrumentalización, el single no se aleja del hilo sonoro del álbum, donde destacan principalmente los ritmos de Mista Maff, entre otros aportes de Senbeï, PPX, ODT y Drama▲Theme. Personalmente me parece que “Ki” junto al impecable “Lee” están entre los puntos más altos de la obra. En este último se forma una rica sinergia entre los fraseos de Nuclear, los acompañamientos vocales de Rvyo y la exquisita armonía disonante del beat producido por Mista Maff. Creo que aquí se resume muy bien el estado mental en el que se compuso Ctrl Z y las intenciones creativas de su autor.

Ctrl Z es un trabajo que refleja mi escuela musical, mis distintos periodos en dos continentes. De hecho, en este disco la mayoría de las letras son espontáneas, más pensadas en la musicalidad, el juego de palabras, ver la voz como un instrumento más, pero también tiene mensajes crudos, política y todo el desahogo que necesito cuando escribo.

Nuclear lanza su primer álbum en una etapa madura de su vida. Sabe el sitio donde quiere estar, pues ya no es un aquí o allá, es un presente consciente, independiente del lugar geográfico, pues da a entender que ya vivió la prehistoria que necesitaba antes de forjar sus propias armaduras. Con Ctrl Z literalmente deshace una etiqueta con la que podría definírsele hasta hace unas semanas: un pasado robusto de buenas referencias en el más espontáneo freestyle. Ahora la concentración está en el fruto del presente, en la reflexión inmediata, encontrando ahí las respuestas para proyectar un futuro provechoso de ideas u oportunidades por explotar. Ojo, nunca descuidando su esencia cruda y la libertad de habitar sus propios mundos y parámetros. En otras palabras: “Perra, no paquís la volá, como Kendrick.”

Ahora, con 33 años, mis nuevas letras están más pensadas. Quiero recalcar más temas íntimos, palabras claves y no tanto freestyle, que es lo que me ha caracterizado siempre, pero nunca dejar el juego y el swing. Estoy trabajando en un disco con ODT y Mista Maff que se llama La Liga De La Sombra y se viene muy fat en producciones y rapeos. Queremos soltarlo el 2018. También trabajaré el álbum con EBB y ojalá lo podamos mostrar en Chile.

Nuc retorna a Chile a fines de octubre para presentar Ctrl Z a través de una serie de conciertos que contemplan algunas ciudades además de Santiago. No viene solo. Le acompañan desde Francia el productor Mista Maff y el rapero ODT, quien se encuentra promocionando su nuevo álbum La Marque De La Bête que aprovecho de recomendarles. Toda la información necesaria podrán encontrarla en las redes virtuales de El Nuclear y La Nightmare Recordz. Por ahora sólo queda acompañar los días de espera dándole reiteradas reproducciones a Ctrl Z que ya está disponible en todas las plataformas digitales.

NUCLEAR CTRL Z 2017EL NUCLEAR CTRL Z (LP 2017, LA NIGHTMARE RECORDZ)
DISPONIBLE EN: SPOTIFY | ITUNES | DEEZER

Agregar un comentario